Pocas veces recibimos noticias sobre la creación de nuevos calibres, normalmente suelen ser modificaciones de calibres existentes, por lo que hoy podemos decir que estamos de celebración, ya que Oris ha creado el Calibre 400, un calibre totalmente nuevo, que hemos tenido la oportunidad de analizar en nuestro taller y ya te adelantamos que nos parece un calibre con lógica, equilibrado y con altas prestaciones antimagnéticas, que además ofrece 10 años de garantía.

Calibre 400 de Oris.

Llevo más de dieciséis años leyendo a diario blogs y foros de relojes. Desde hace tiempo, me importa más las opiniones de los lectores que la línea editorial del medio. Si unimos a la impresión promedio que he sacado de estas lecturas, mi experiencia como vendedor en el trato diario con mis clientes, te puedo confirmar que en rasgos generales, pocas veces la compra de un reloj, se basa en relación a su calibre, viendo que el éxito de un reloj suele estar en la estética que ofrece y sobre todo, en el marketing creado alrededor del mismo.

Te voy a poner un ejemplo. Algunos de los relojes más deseados actualmente son el Rolex Daytona acero, Patek 5711, Audemars Piguet Royal Oak Chronograph o el Richard Mille Rafa Nadal. Sin necesidad de ir a Google, estoy seguro eres capaz de visionar estos relojes en tu mente. ¿Eres capaz de saber también el calibre de cada uno de ellos? No te pido las características técnicas, me vale con la referencia.

La realidad es que la mayoría de vosotros no ha sabido contestar. Y esto se debe a que actualmente por lo general, un reloj es tan solo una estética y el marketing alrededor del mismo.

Pero un reloj no es solamente esto. Para mí un reloj es un calibre, una esfera, un brazalete y una caja, por este orden, totalmente diferente a la visión general que suele estar basada primero en el marketing que se ha creado alrededor de este modelo y posteriormente la estética del reloj.

Calibre 400 de Oris.

Si piensas que el confinamiento y la falta de aire fresco tal vez no me permiten razonar bien, veamos un ejemplo claro. Rolex Daytona acero 116500LN, compra en concesionario (de muy complicada a imposible), precio del modelo en concesionario 12.500 € pero como no hay, debes pagar unos 22.500 € en el mercado paralelo para poder tenerlo. Marketing creado alrededor de este modelo (muy alto). Rolex Daytona acero y oro amarillo 116503, mismo modelo, misma estética, mismo calibre, compra en el concesionario (fácil), precio en el concesionario 16.600 €, precio en el mercado paralelo 14.000 €. Marketing creado alrededor de este modelo (bajo).

Si ahora mismo Rolex te regalara uno de estos modelo ¿Cuál elegirías? Estoy convencido que el 99% de vosotros escogería el de acero, siendo que es el mismo reloj, pero el marketing creado a su alrededor hace que el de acero, sea un reloj más deseado.

El tema calibre es una cuestión que a nivel editorial nos preocupa en Igormó, y si eres lector habitual de mis artículos, ya sabes que suelo insistir mucho en la apatía que muchas veces demuestran las casas relojeras en sus propios productos, subcontratando el elemento más importante, los calibres a empresas externas.

Desarrollar un calibre no es fácil, requiere inversión, conocimientos, tiempo…

Desarrollar un calibre no es fácil. Requiere inversión, posiblemente millones de euros, requiere conocimiento, tanto de relojeros como de ingenieros, requiere tiempo, mucho tiempo, no menos de 2 años de investigación y desarrollo, pero…  demuestra al consumidor que la marca tiene interés por tu producto y respeto por los clientes.

Oris Calibre 400, el nuevo calibre de manufactura propia de Oris.

El día que Oris nos comunicó que acaba de sacar un nuevo movimiento, un movimiento diseñado y fabricado por ellos, el Calibre 400, tenemos que reconocerte que recibimos la noticia con gran alegría, por fin, una marca nos presentaba un nuevo lanzamiento, un nuevo calibre.

Oris Calibre 400.

Si llevas poco tiempo enganchado al mundo de la relojería, puede ser que no entiendas nuestra alegría al recibir la noticia, ya que Oris no es una de las marcas más comerciales como Rolex, Patek, Audemars o Breitling de las que se habla en todos los blogs o foros .

Pero es importante reconocer que en el sector de la horología existen otras muchas marcas, marcas centenarias, marcas que no compiten no sé si es porque no quieren o porque no pueden (la afirmación la dejamos a tu elección) por estar entre las más reconocidas del mundo, marcas que no compiten por convertir sus productos en objeto de deseo por todo el público… Pero esto no quiere decir que en igualdad de condiciones (presupuestos, inversión…) no pudieran competir al mismo nivel que las marcas más comerciales. Si estas condiciones se dieran, lo mismo muchos se asombrarían.

Oris. Relojes suizos en Hölstein desde 1904.

Oris es una empresa relojera familiar. Posiblemente de las pocas que a día de hoy quedan en Suiza. Sus fundadores Paul Cattin y Georges Christian, compraron en 1904 la recién clausurada fábrica de relojes Lohner & Co en la ciudad de Hölstein, creando así Oris (el nombre es en honor al rio de la ciudad).

Oris no es lo que entendemos por manufactura, pero tampoco la podemos considerar como de producción en masa.

Nunca publica los relojes producidos, pero calculo que andarán por las 400.000 unidades anuales, nada que ver con las 62.000 que produce Patek Philippe pero tampoco nada que ver con las 945.000 de Rolex.

Oris es una empresa con espíritu joven y esto se percibe. Cuando entras en la sede ves que no es un gran edificio como el de otras marcas, que no sabes si es una empresa de relojes o un departamento de la NASA. Lo definiría como un sitio de trabajo. El personal es joven, de media 38-40 diría yo, visten en vaqueros y jersey, hay pocos despachos y los pocos que hay, tienen las puertas abiertas, así que cuando entras puede que estés hablando con Müller ingeniero de diseño o con Claudine Gertiser que es la Co-CEO de la empresa.

Oris llegó a ser una de las 10 empresas relojeras suizas más importantes antes de la crisis del cuarzo.

Como bien es sabido, la crisis del cuarzo entre 1969 y 1982 hizo mucho daño al sector relojero suizo, hasta el punto que todas las empresas, de una u otro forma se vieron afectadas. Por desgracia algunas desaparecieron para siempre, otras fueron rescatadas por grandes grupos de inversión y otras como es el caso de Oris, tuvieron que reinventarse, pero todas ellas pasaron unos años complicados comercialmente hablando.

En esos años, Oris producía grandes relojes, modelos míticos hasta hoy, pero no terminaba de encontrar su puesto en el mercado cambiante de los años post crisis del cuarzo. En los últimos quince años te diría que la cosa ha cambiado y mucho. Oris ha recuperado su identidad de marca, tiene claro su camino y está realizando una serie de modelos que como mínimo, deben ser tenidos en consideración.

Sin duda a nivel comercial, la estrategia de Oris es diferente a la de otras marcas. No contrata a actores, músicos o deportistas de reconocido prestigio como imagen de la marca y eso hace que el producto no sea tan notorio cara a determinado público no tan conocedor del sector, pero lo que consigue Oris con esta estrategia es reducir costo y mantener sus productos en unos precios razonables.

Nuevo calibre 400 de Oris.

Ayer por la mañana estuve con Rafael Picazo director de Oris en España, analizando el nuevo calibre 400. Desgraciadamente para mí, y a pesar de llevar 16 años trabajando a diario con relojes, no soy relojero, por lo que mis impresiones no van a ser profesionales.

Me hubiera encantado poder mandar el calibre unos días a nuestro compañero Richard Samper a Colombia, donde hubiera realizado un análisis profundo del mismo y nos hubiera transmitido con esas palabras tan sencillas que hasta yo las entiendo, la complicación de este nuevo calibre 400, pero lamento decirte, que nos ha sido imposible realizar esta gestión.

Así que hemos optado por el plan B. Hemos llevado el calibre al servicio técnico Giuchron (servicio técnico oficial de grandes marcas como Omega) en la calle Doctor Castelo 12 de Madrid, donde mi amigo Cristian Black, gerente y relojero con más de 25 años de experiencia ha podido realizar algunas pruebas al nuevo calibre.

Calibre 400 de Oris

Las pruebas realizadas no han sido un examen exhaustivo, no podíamos desmontar y volver a montar el calibre, por lo que nos hemos basado en una toma de contacto realizando las pruebas del certificado COSC. Evidentemente para darte nuestra impresión completa se requiere algo más.

Análisis del calibre 400 de Oris.

Ante las pruebas generales realizadas, el calibre las ha pasado con éxito, dentro de los parámetros establecidos por la marca y dentro de certificado COSC. Pero esto es como si vamos a probar un coche y damos una vuelta de 10 min en el parking del concesionario, no nos permite tener una impresión real del producto.

En primer lugar debemos saber que el calibre 400 no es una reinterpretación o evolución del famoso calibre 110 de Oris. El calibre 400 es un producto totalmente nuevo.

Hace ya cinco años, en Oris se percataron que la sociedad actual crea muchos campos magnéticos, ordenadores, móviles, redes wifi y que dichos campos magnéticos están interfiriendo en el normal funcionamiento de los calibres. Para resolver este problema, en Oris se plantearon diseñar un calibre antimagnético, pero sin acudir al sistema tradicional de una caja de hierro dulce conocida como jaula Faraday. Han construido el movimiento a partir de componentes antimagnéticos.

Áncora, rueda de escape y puente de áncora del Calibre 400 Oris.

La rueda de escape y el áncora son de silicio y con la incorporación de metales no ferrosos en los ejes que sostienen el volante y otros treinta componentes más, permite que este calibre puede soportar campos magnéticos de hasta 2.250 gauss, superando los niveles exigidos por la normativa ISO 764. ¿Y esto en que te afecta a ti? Muy sencillo. Tu reloj, aunque lo sometas a altos campos magnéticos, garantiza una precisión de -3 a + 5 seg/día, dentro de parámetros COSC.

El Calibre 400 utiliza un perfil de diente de engranaje especial que, según Oris, ofrece una mayor eficiencia de transmisión de energía, lo que contribuye a la larga reserva de energía. Con una reserva de marcha de 120 horas lo que equivale a 5 días y 28.800 alternancias.

Calibre 400 Oris.

La energía se almacena en dos barriles, cada uno válido para 2,5 días de energía. Lo que ha hecho Oris es concentrarse en reducir el par en el resorte real. Esto ayuda a mantener la mayor cantidad de energía en los barriletes y ejerce menos presión sobre las partes móviles. Su nueva rueda de engranaje también ayuda a lograr una mayor eficiencia.

Oris ha optado por eliminar los rodamientos de bolas en el sistema de cuerda automático bidireccional, sustituyéndolo por un sistema de cojinete deslizante que solo gira en una dirección, el cual reduce el desgaste. Este rotor alimenta dos muelles reales en barriletes gemelos que almacenan la reserva de energía.

Calibre 400 Oris.

Sin duda, cinco días de reserva de marcha es mucho, sobre todo si lo comparamos con las 48 h que suele ser lo habitual. Recordemos que el nuevo Grand Seiko Diver con su calibre Spring Drive 9RA5 y dos barriletes tiene la misma reserva de marcha.

Calibre 400 con garantía de 10 años.

Durante muchos años he estado viendo como marcas relojeras consideradas de lujo daban poca garantía en sus productos. Con el añadido de que si por desgracia perdías la tarjeta plástica que demostraba la fecha de compra, aunque tuvieras la factura, no podías seguir disponiendo del servicio de garantía del reloj y lo que es peor, habrías extraviado su documentación.

Y qué decir de los tiempos de espera. Cuando mandas un reloj al servicio técnico tarda más de 2 meses en volver y pedir una nueva correa supone algunas veces, esperar no menos de 3 meses.

Y al contrario que estas marcas de lujo, veía lo que hacían marcas nicho como Swatch o Rado y no daba crédito, el servicio que ofrecen estás es mil veces mejor. Quizás mi concepto del lujo sea algo distinto.

Sin embargo parece que por fin, algunos están abriendo los ojos y lo que han visto no les ha gustado, motivo por el que ha empezado a cambiar poco a poco el sector.

Calibre 400 Oris.

Recuerdo aquellos años en los cuales la garantía del reloj era de 1 año. Nadie se preguntaba si eso era mucho o poco, es lo que había. En muy poco tiempo hemos pasado de ese año de garantía a dos, luego cinco que ya nos parecía fantástico, ocho da actualmente IWC en sus modelos y ahora llega Oris y lo sube a diez años.

Lo interesante de esto es que al final, el fabricante está seguro de la calidad de su producto y el consumidor se ve beneficiado con garantías que realmente son acordes al producto de lujo que compra.

Y lo que para mí es mejor, al igual que ya hacen otras marcas como IWC, la garantía ya no es tanto la tarjeta plástica que acompaña al reloj, sino que con tan solo registrar tu reloj en MyOris dentro de su web, registro que haces en tres cómodos pasos desde tu móvil, ante cualquier problema que te surja como perder la tarjeta en una mudanza o encontrarte en otra ciudad temporalmente, la garantía internacional Oris la tienes a tu servicio.

Mantenimiento.

Otra de las novedades que presenta este calibre 400, que además ha sorprendido muy gratamente a todos los medios con los que he podido hablar, es que Oris no recomienda hacer un servicio técnico a este calibre antes de los 10 años.

Esto que a priori parece una muy buena noticia para el futuro propietario de uno de estos calibres, yo lo cogí un poco con pinzas, pues mi experiencia siempre me había dicho otra cosa.

Por tal motivo a la primera persona que llamé nada más salir de Oris fue a mi compañero Richard Samper, precisaba de su experiencia de 30 años como relojero.

Según nuestra experiencia, creemos que a los relojes, a todos en general, se les debería hacer una revisión cada 5 años. En primer lugar, las juntas o empaques que se fabrican en caucho, tienden a deteriorarse (nuestra recomendación es cambiarlas cada año), por lo que una vez deteriorada, la posibilidad de que el reloj no sea estanco es alta, gran problema este para los relojes.

Existen juntas o empaques de relojes que las casas relojeras no recomiendan cambiar en 15 ó 20 años, es verdad, pero estos modelos no son para inmersión, ya que la junta o empaque es un elemento clave para garantizar la impermeabilidad.

Calibre 400 Oris.

Por otro lado, los lubricantes que se utilizan en relojería para evitar la fricción entre los elementos móviles del reloj, tienen una vida útil, que por lo general suele ser de 4-5 años. Es cierto que algunos lubricantes por especificaciones técnicas del fabricante pueden durar 15 años o más, pero por la experiencia de Richard, aunque el lubricante esté dentro de su vida útil según especificaciones del fabricante, normalmente suele haber desgaste en los componentes que o dañan o alteran el normal funcionamiento del movimiento.

Por todo ello, bajo nuestro punto de vista, las revisiones deben ser realizadas cada 5 años aproximadamente para evitar daños mayores en nuestros relojes a futuro.

Especificaciones técnicas del Calibre Oris 400.

  • Movimiento automático de carga unidireccional.
  • Nueva masa oscilante Oris. Ya no es roja la cual usarán solo los movimientos ETA/Sellita.
  • Cojinete deslizante liso, en lugar de rodamiento de bolas.
  • Doble barrilete. 2 muelles de 660 mm en serie (no paralelos) generan 2,5 días de movimiento cada uno. Entregan la energía individualmente, mientras se sincronizan para el almacenaje y distribución.
  • Muelle real realizado con una aleación especial de acero.
  • 5 días (120 h) de Reserva de Marcha.
  • Espiral con una aleación de Hierro / Níquel / Cromo.
  • Precisión -3 a +4 seg/día.
  • Salto de fecha semi-instantáneo.
  • Mecanismo de ajuste rápido de fecha, líbre del bloqueo característico entre 21-03h.
  • Dimensiones: Ø 30 mm x 4,75m.
  • 135 componentes.
  • Frecuencia 4Hz – 28800 alt/h.
  • Alto grado de antimagnétismo superior a la norma ISO 764.
  • Garantía por 10 años.

Por cierto, Oris ha informado que no tiene planeado abandonar el uso de los movimientos ETA o Sellita, ya que esto le permite ofrecer relojes a un precio de nivel de entrada que sería difícil o imposible de alcanzar con un calibre Oris.

Nuestra opinión sobre el calibre 400.

No podré olvidar nunca como me enteré de la trágica notica del atentado en las torres gemelas de NY. Estaba en el gimnasio, concretamente en la cinta de correr y en la TV estaba puesto TV1, interrumpieron dando la noticia del primer avión. Nada más caer el segundo avión tuve claro que se trataba de un ataque terrorista y supe en ese exacto momento, que el mundo acababa de cambiar.

Este pasado marzo, con todo lo que ha pasado, tuve esa misma sensación. Las cosas nunca más volverán a ser como eran. Pero parece que no todos estamos viendo la misma realidad. Sin embargo, entre toda esta oscuridad, al fondo, se aprecia cierta lucidez, una visión de la realidad y una voluntad de cambio.

Ya explicamos detalladamente en el artículo del IWC Portuguese como el fabricante de calibres ETA perteneciente al grupo Swatch, está poco a poco reduciendo las unidades que vende fuera del grupo y la idea del grupo Swatch es dejar de suministrar movimientos a empresas externas.

Por tal razón, el que IWC sacara recientemente el calibre 69355 o que hoy Oris nos presente el calibre 400, con la intención de ir proporcionando a sus relojes movimientos fabricados dentro de la marca, nos parece una muy inteligente decisión que irá en beneficio de los clientes y de la propia Oris.

Con los datos que actualmente tenemos, el calibre nos parece una opción interesante. Como todo en la vida, debemos ver el resultado después de unos años en nuestra muñeca, pero conociendo un poco a Oris, dudo que ellos no hayan realizado ya esas pruebas previas y que el resultado haya sido satisfactorio.

Para Igormó hubiera sido más cómodo coger la nota de prensa de Oris, copiarla en nuestro blog y ofrecerte una noticia nueva, como han hecho muchos otros blogs. Esto nos hubiera ahorrado unas 20 horas de trabajo. Pero eso a ti no te valdría de nada, no es una información de valor y nosotros no somos los departamentos de comunicación de las marcas. No tenemos publicidad ni la vamos a tener, no somos concesionarios oficiales ni lo vamos a ser, por lo cual, tratamos la noticia desde una perspectiva lo más profesional que podemos.

Agradezco no obstante a Claudine Gertiser Co-CEO de Oris y a Rafael Picazo, director de Oris España, la facilidad que nos han prestado para tener acceso al calibre 400 Oris y poder analizarlo con total independencia y libertad.

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTICULO, AYÚDANOS COMPARTIÉNDOLO EN TUS REDES SOCIALES.

  • Luis García

    Hace unos meses que os leo. Esta misma noticia la he leído en otro sitio y en común tiene el titulo.
    Igor. Tu experiencia en el campo de los relojes y tu forma de transmitir, hace que disfrute leyendo tus artículos.
    Sin duda, un gran artículo.

    Responder

¿Algo qué comentar? No te cortes, únete a nuestra conversación.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE: Igor Librero Almodóvar FINALIDAD PRINCIPAL: Envío de mis artículos del blog, novedades, así como el aviso de nuevas actividades de carácter comercial. LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado. DESTINATARIOS: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas. INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal.