Reparación Broche de un Cartier Ronde

El broche de un reloj es la parte que más veces manipulamos en la vida de un reloj, es normal que con los años, pierda fuerza y se abra con facilidad. Así que hoy traemos a nuestra mesa de trabajo un Cartier Ronde al cual vamos a ajustar el cierre.

Reloj Ronde Solo de Cartier 42 mm Acero Ref: W6701011 .

Este Cartier modelo Ronde es de acero inoxidable, calendario único a las 3, dos agujas centrales, caja redonda, esfera blanca con índices romanos y árabes. El reloj tiene un precio de venta al público de 4.150 US $, aunque usado con estuche y documentación lo puedes encontrar entre los 2.500 y 2.700 US $.

Como relojero, veo decenas de relojes al día y por mi experiencia de más de 30 años al cargo de Richard Samper Relojeros , un servicio técnico especializado en relojes de alta gama en Colombia. Si tienes intención de comprarte un reloj de primeras marcas como este, te recomiendo que prestes especial atención a la hora de comprarlo, ya que este tipo de relojes suelen ser muy falsificados.

En toda compra de este tipo, lo más importante siempre es la confianza que puedas tener del sitio a comprar. Comprarlo en una tienda quizás te cueste un poco más que comprarlo a un amigo, pero a la larga, seguro que te sale más rentable y con menos problemas.

Pero antes de disponernos a cambiar el broche de este reloj, conozcamos un poco más sobre su historia y marca.

Sobre Cartier…

Cartier es una de esas empresas que sorprende al más exigente. La marca fue fundada por un aprendiz del maestro Picard, el francés Louis François Cartier. A la muerte de Picard, Louis François Cartier se hizo cargo del negocio en la Rue Montorgueil, cambiándole el nombre a la empresa por su apellido Cartier.

Desde sus inicios Cartier se caracterizó por hacer joyas de gran belleza, donde la sencillez, el volumen y las materias primas destacaban frente a la moda de la época. Pronto se ganó una gran reputación como joyero y gracias a las buenas ventas, en tan solo cinco años, trasladó la tienda a la Rue Neuve-des-Petits-Champs.  

A la muerte del fundador, su hijo Alfred, se hace cargo del negocio manteniendo los mismos diseños de su padre, pero cuando Louis, Pierre y Jacques, nietos del fundador se hicieron cargo de la empresa la catapultaron a nivel internacional, siendo la base de lo que conocemos hoy como holding Cartier.

Cartier tiene una gran variedad de productos joyas, relojes, perfumes, carteras, gafas, estilográficas, marroquinería y mucho más. Sin duda alguna, todos y cada uno de estos productos venden y venden mucho, el concepto marca hace mucho al respecto. Pero tal y como dice mi compañero Igor Librero … “Cartier es un magnífico joyero que hace relojes”.

Historia de uno de los relojes más míticos de Cartier

En 1904, el aviador Santos-Dumont, fue el primer hombre en volar a bordo de un avión, impulsado por un motor aeronáutico. Algunos consideran a los hermanos Wright como los primeros en realizar esta hazaña, debido al despegue que ellos manifestaron haber realizado el 17 de diciembre de 1903. Sin embargo, Santos Dumont fue el primero en cumplir un circuito preestablecido, bajo la supervisión oficial de especialistas en la materia, periodistas y ciudadanos parisinos.

El 23 de octubre de 1906, voló cerca de 60 metros a una altura entre 2 a 3 metros del suelo con su avión 14-bis, en el campo de Bagatelle en París. En menos de un mes, repitió la hazaña delante de una multitud de testigos, recorriendo 220 metros a una altura de 6 metros. El vuelo del avión 14-bis fue el primero verificado por el Aeroclub de Francia, de un aparato más pesado que el aire en Europa y posiblemente la primera demostración pública de un vehículo levantando el vuelo por sus propios medios, sin ser impulsado. El 14-bis tuvo un despegue auto-impulsado, razón por la cual, Santos Dumont es considerado por parte de la comunidad científica y aeronáutica como el “Padre de la aviación”.

Aviador brasileño Santos Dumont.

Pero para el sector de la relojería lo importante es que Santos-Dumont necesitaba controlar el tiempo de vuelo y como no podía soltar los mandos del avión, los relojes de bolsillo de la época no eran un instrumento interesante, por lo que pidió en 1901 a Louis Cartier que le diseñara un reloj que pudiera llevar en la muñeca. En 1904, Louis Cartier revolucionó la relojería al crear para Santos-Dumont el primer reloj para ser llevado en la muñeca, adaptado de un reloj de bolsillo.

Seguramente has escuchado esta historia anteriormente, inclusive aparece en la página web de Cartier. Desde Igormó, cada vez que hacemos un reportaje, dedicamos mucho tiempo a la investigación del artículo sobre el que vamos a escribir.

Tras una larga investigación hemos podido encontrar referencias en las que indican que en 1880, el ejército alemán encargó 2.000 relojes de pulsera a la casa relojera Girard-Perregaux, por lo que con estos datos desde Igormó no podemos asegurar que el primer reloj de pulsera fuera fabricado por Cartier.

Claro está que este hecho se trata de un hecho histórico para el sector de la relojería, por lo que entendemos que diversas marcas se disputen competir por ser la primera en fabricar un reloj de pulsera.

Pero volvamos a nuestra mesa de trabajo…

Broche de Ronde Solo de Cartier

Brazalete Cartier Ronde.

El Cartier Ronde tiene un broche plegable y los eslabones que forman el brazalete van unidos entre sí por tornillos. El problema concreto de este reloj en el que estamos trabajando hoy, es que dicho broche no tiene presión en una de sus falanges.

Si tienes el mismo problema en tu reloj, mira bien el broche. Si ves que tu broche ya ha sido reparado antes, lo primero que debes observar es si tiene daños debido a posibles malas manipulaciones, si es así, te sugiero que no continúes ya que existe la posibilidad de que el broche se parta. Lo mejor en estos casos es cambiar la pieza.

Brazalete y broche del Cartier Ronde.

Comenzaremos separando el conjunto brazalete-broche.

La base plástica que ves es un expositor de relojes, el cual utilizo para no dañar las piezas. Tú puedes buscarte como apoyo cualquier instrumento que tengas a mano y que te ayude a no dañar el reloj.

El último eslabón que ves, es el eslabón de acoplamiento con el broche. Es único y diferente a todos los demás, por supuesto hay dos, uno para cada extremo o terminal del broche. En él podrás observar un perno y en este vamos a trabajar para separar el conjunto broche-brazalete.

En relojería no todas las herramientas que necesitamos para nuestro trabajo las puedes comprar, muchas, las fabricamos nosotros mismos. En esta ocasión nos ayudamos de un motor-tool o dremel para fabricar la herramienta necesaria.

Haremos una punta al eje con el esmeril del motor-tool o dremel.

Proceso de fabricación de herramienta de relojería.

Como verás, he tratado de que la terminación de nuestra herramienta no sea cónica con el fin de no dañar la superficie alrededor del hueco donde entra el eje o perno que estamos sacando.

A continuación, aplicamos la punta de nuestra herramienta sobre la punta del perno.

Comenzamos a desmontar el brazalete y broche actuando sobre el perno.

Golpeamos la cabeza de la herramienta con un martillo de relojería (martillo pequeño). Ten en cuenta que el perno que estamos tratando de sacar debe salir por el otro extremo del brazalete. Por lo que es importante que la base donde estamos trabajando tenga un espacio lo suficientemente grande que permita al perno salir. Yo lo he puesto como puedes ver, sobre el hueco del expositor que uso de apoyo.

Detalle de cómo sale el perno.

Lo normal es que la herramienta que uses no te permita sacar del todo el perno. Para ayudarnos a sacarlo del todo, empleo un alambre de ortodoncia de 1 mm el cual cortaremos para ayudarnos hacer este trabajo.

Alambre de 1 mm de grosor.

La sección cortada debe tener más o menos unos 3 centímetros de largo y 1 mm de diámetro. La enderezamos y dejamos lo más recta que podamos. Además debemos pulir las puntas o extremos de este alambre, con el motor-tool o con el dremel de tal manera que queden rectas.

Introducimos el alambre para de este modo empujar al perno.

Golpeamos el alambre con un martillo de relojería y sale fácil. He visto que algunos para terminar de sacar el perno utilizan unas pinzas o unos alicates tirando con fuerza, a veces incluso, hacen hasta palanca apoyándose en el eslabón, esto no es del todo conveniente puesto que podrías dañarlo.

Nosotros respetamos todas las formas de trabajar, pero lo vamos hacer a nuestro modo y sin dañar la estética del reloj. Utilizando el alambre, cuando el perno ha salido, puede suceder que el alambre quede en el interior, este sí lo podemos sujetar con unas pinzas y tirar duro sin importarnos si se daña.

Perno y camisa del broche del Cartier Ronde.

En el terminal de acoplamiento del broche, vemos a medio sacar un tubo, tal y como me comenta Igor Librero en España denominan a este tubo camisa. Es importante que no se pierdan estos elementos.

Perno y camisa del broche del Cartier Ronde.

Estos elementos siempre te van a salir sucios, con un cepillo de dientes mojado en bencina o en su defecto Varsol sin olor lo limpiamos perfectamente. Dicho proceso de extracción y limpieza lo debemos hacer en los dos extremos del broche.

Características técnicas del perno y tubo.

Broche desmontado del Cartier Ronde.

Detalles técnicos del broche del Cartier Ronde.

Los nombres que hemos puesto de base, fleje y terminal no son los nombres que da el fabricante, obedecen a un simple raciocinio lógico. Si alguno de vosotros sabéis qué nombre da el fabricante Cartier a estos elementos, agradecemos lo compartas.

Vista de perfil del broche del Cartier Ronde.

Como puedes observar desde esta perspectiva, el broche tiene una curvatura en su diseño, dicha curvatura es la que permite hacer presión y cerrar.

Análisis del funcionamiento del broche.

El punto activo ha de entrar en contacto con el punto pasivo para poder dar presión de cierre al broche. La presión de los broches se suele perder por que los dos puntos de contacto se separan con el uso.

La presión del broche se ha perdido, lo que produce su mal funcionamiento.

Para resolverlo tenemos dos métodos, el más efectivo es que por medio de torsión, disminuimos micrométricamente el espacio entre D y F valiéndonos del punto E. Y la segunda alternativa es aumentar el espacio entre A y C valiéndonos del punto B.  Te sugiero el primer método. Buscamos una prensa (en mi caso usaré un porta máquina de reloj).

La presión del broche se ha perdido, lo que produce su mal funcionamiento.

El fleje lo he instalado en el porta máquina de tal manera que la parte convexa quede hacia abajo, hacia la mesa y la parte cóncava queda hacia nosotros. Procedemos a fabricar un clavo especial para este trabajo. Usaremos un motor-tool o dremel y un eje de acero.

Proceso de diseño de herramienta.

A uno de los extremos le hacemos una terminación como si fuera un destornillador de paleta pero sin filo; debe ser una punta como de paleta pero roma, gruesa.

A continuación procedemos a fabricar un protector de metales.

Protector de metales.

Cortamos un rectángulo del plástico que tienen por arriba los cartones donde vienen las pilas Murata (las antiguas Sony), es transparente y más o menos resistente. Lo cortamos y lo colocamos sobre la falange del broche que tenemos sobre la prensa o porta máquina.

Falange del broche del reloj con el protector.

El propósito es proteger la estética del reloj.

Luego aplicamos la herramienta con punta roma que hicimos sobre exactamente la mitad del espacio. Como puedes ver el fleje lleva escrito stainless steel, coloca la punta roma de la herramienta sobre las letra “less”.

Aplicamos la punta de la herramienta.

Por el otro extremo le damos un golpe leve, de forma suave, con un martillo de relojería o un martillo pequeño. 

Después de esto, prueba como te ha quedado la presión. Si notas que falta presión, entonces coloca otro plástico transparente y repite el proceso. No tengas prisa, haz las cosas tranquilo, con calma, hasta que obtengas el resultado requerido.

Has de darle la presión adecuada, no hace falta que quede muy duro. Cuando obtenemos el resultado buscado, entonces empezamos a armar el conjunto broche- brazalete.

Después de haber limpiado todo bien, presentamos el broche al brazalete.

A continuación, continuamos a armar de nuevo el broche. Comenzaremos metiendo el tubo dentro del terminal del broche.

Vista del tubo antes de montarlo.

Una vez metido el tubo dentro del terminal de acoplamiento del broche, entonces lo metemos en el corte que tiene el eslabón de acoplamiento del brazalete. Enlazamos el terminal de acoplamiento del broche, con el eslabón de acoplamiento del brazalete.

Broche con el tubo ya montado.

Proseguimos poniendo el perno.

Perno del broche.

El perno entra con facilidad por dentro del brazalete. Al encontrarse con el tubo que está ya metido dentro, notarás presión, para eso precisamente está el tubo, para acoplarse al perno y dificultar que se salga.

Apoyándote en la base, golpea el perno con el martillo de relojero hasta que el perno quede totalmente dentro del eslabón.

Broche arreglado.

Por razones económicas, el cliente no quiso pulir el reloj.

Reloj Ronde Solo de Cartier 42 mm Acero Ref: W6701011 .

¿Qué hemos aprendido de este reparación del broche del Cartier Ronde?

Sin duda, a respetar nuestros relojes, un producto delicado. A que no siempre vamos a poder comprar todas las herramientas que vamos a necesitar, por lo que la inventiva para fabricarlas es importante. Todo trabajo artesanal lleva su tiempo, por lo que la prisa no es buena compañera.

Quedo a tu disposición por si deseas realizar algún comentario o pregunta, estaré encantado de responderte. Un sincero agradecimiento por leer mi trabajo.

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTICULO, AYÚDANOS COMPARTIÉNDOLO EN TUS REDES SOCIALES.

¿Algo qué comentar? No te cortes, únete a nuestra conversación.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE: Igor Librero Almodóvar FINALIDAD PRINCIPAL: Envío de mis artículos del blog, novedades, así como el aviso de nuevas actividades de carácter comercial. LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado. DESTINATARIOS: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas. INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal.