Zenith El Primero Defy21 Patrick Mouratoglou Edition

Muchos paralelismos son los que pueden trazarse entre el mundo de la relojería y el tenis -y no te estoy hablando del Richard Mille de Rafa Nadal, que últimamente es el único punto de encuentro que se suele mencionar-.

Hablo de otras cuestiones, y ojo que lo digo con conocimiento de causa: vengo de una familia en la cual el tenis es el deporte predilecto: crecí acompañando a mi padre y a mis hermanos a distintos torneos mientras jugueteaba fuera de la pista con una raquetita tamaño junior y algunas pelotitas, hasta que eventualmente empecé también a entrenar y a descubrir no sólo lo entretenido y desafiante del deporte, sino además, los sacrificios y la alta exigencia que se requiere para dominarlo al más alto nivel.

Esto es tan cierto en el tenis como en la relojería y, de hecho, hay hasta un término que se pondera para describir el estado general de un jugador o jugadora y termina por relacionar aún más estrechamente a estos dos mundillos: el timming. Esta palabrita se refiere a la perfecta sincronización de los movimientos del tenista dentro de la pista en relación a la pelota; lo que en definitiva señala una cuestión que resulta tan preciada dentro del tenis como en la relojería: LA PRECISIÓN.

Y si no lo crees, te invito a ver algún partido de tenis por TV para apreciar como la incorporación de la tecnología del “ojo de halcón” ha evidenciado aún más la importancia de la precisión en este deporte al determinar milimétricamente si la pelota que le daba a un jugador el preciado “punto para el partido” toca (aunque sea apenitas) esa bendita línea blanca o, por el contrario, ha sido mala (para alivio de su contrincante).

La cuestión es que, en definitiva, tanto en el tenis del más alto nivel como en la haute horlogerie, el alto rendimiento y la exactitud hasta en el más mínimo detalle son valores de los más apreciados, y Zenith, una casa relojera que ha sabido hacer bandera de estas dos cualidades -especialmente con su legendario calibre cronográfico El Primero-, lo ha entendido a la perfección.

Patrick Mouratoglou.

Por eso, la firma de Le Locle decidió aliarse a Patrick Mouratoglou, nada menos que el entrenador y mentor de grandes referentes del deporte como Serena Williams, Marcos Baghdatis, Grigor Dimitrov, Coco Gauff y Stefanos Tsitsipas, entre otras; y que este año se ha propuesto revolucionar el mundo del tenis con la creación del Ultimate Tennis Showdown, un torneo con un formato novedoso e innovador en el que participaron grandes jugadores de todo el mundo y del que resultó vencedor el italiano Matteo Berrettini, quien tuvo el privilegio de ser el primer jugador en llevarse, junto con el trofeo, uno de los relojes que Zenith produjo en edición limitada a 50 piezas junto al célebre entrenador: el Zenith El Primero Defy21 Patrick Mouratoglou Edition.

Matteo Berrettini ganador del Ultimate Tennis Showdown.

Zenith Defy El Primero 21 Patrick Mouratoglou Edition.

Zenith Defy El Primero 21 Patrick Mouratoglou Edition.

Con una clara línea deportiva, el reloj cuenta con una caja de 44 mm de diámetro íntegramente construida en carbono -material que por su ligereza y resistencia resulta también ser muy utilizado para la fabricación de raquetas de tenis-, al igual que su bisel, los pulsadores y la corona.  

Como todo ejemplar de la serie Defy21 de Zenith, presenta una esfera parcialmente esqueletizada en la cual destacan tres subesferas correspondientes al acumulador de los minutos –que llega hasta 30-, ubicado a las 3, el contador de 60 segundos a las 6 –ornamentado con la M de Mouratoglou-, el petit seconde -o pequeño segundero- a las 9 y el indicador de reserva de marcha del cronógrafo a las 12.

Zenith Defy El Primero 21 Patrick Mouratoglou Edition.

Como era de esperarse, este Zenith late al vertiginoso ritmo del calibre automático de manufactura propia 9004, el cual no sólo tiene la particularidad de contar con una espiral realizada en una matriz de grafeno que le otorga enorme precisión y propiedades antimagnéticas (una resistencia equivalente a 15.000 gauss), sino que además consta de dos sistemas de escape independientes: uno destinado a las horas y minutos, que oscila a un ya elevado compás de 36.000 alternancias por hora, y otro encargado especialmente de atender a las exigentes necesidades del cronógrafo, con un impresionante ritmo de 360.000 alternancias por hora, lo cual le permite ofrecer mediciones con una precisión de una centésima de segundo.

Calibre automático de manufactura propia 9004.

La consecuencia de esta impresionante cualidad se evidencia en todo su esplendor al presionar el pulsador del cronógrafo y apreciar como la aguja trotadora principal empieza su veloz recorrido por la esfera a razón de una vuelta completa por segundo. Si pulsamos nuevamente, se detiene de forma abrupta y nos indica con precisión la centésima de segundo sobre la cual se detuvo gracias a la escala inscripta sobre los índices horarios, la cual va intercalando números con pequeños puntos que exhiben el característico color amarillo de las pelotitas de tenis.

Claro que esta velocidad requiere de mucho combustible, y el secreto detrás de eso radica en un sistema de doble barrilete (con capacidad de remonte tanto automático como manual) que ofrece una reserva de marcha de 50 hs. para el módulo de horas y minutos del reloj, y una autonomía de 50 minutos para el módulo del cronógrafo; lo cual resulta más que suficiente para las mediciones de hasta 30 minutos para las que está concebido este impresionante reloj.

Otra particularidad, pero ya a nivel estético, es que el borde externo del bisel de carbono del reloj cuenta con un grabado que expresa el leitmotiv de Patrick Mouratoglou y que, en verdad, resulta más que aplicable tanto para el tenis como para la relojería: “Los pequeños detalles marcan una gran diferencia”. Y casi como queriendo ilustrar de manera más que efectiva el significado de esta frase, Zenith no ha tenido mejor idea que rellenar el grabado con pasta luminosa, de manera que, en la más absoluta penumbra, no sólo las agujas y los índices del reloj se iluminarán, sino también este inspirador lema que los rodea al costado del bisel.

Si te viene gustando este impresionante reloj inspirado en el mundillo del tenis, aún estás a tiempo de conseguirlo, su lanzamiento comercial ha sido a comienzos de noviembre de este año en las boutiques de Zenith de todo el mundo, así como en su boutique online .

Asimismo, cabe destacar que las 50 afortunadas personas que se hagan propietarias de esta pieza recibirán la exclusiva oportunidad de pasar una noche en la academia de tenis Mouratoglou Academy, en el sur de Francia, y disfrutar de una sesión de entrenamiento individual con Patrick Mouratoglou… ¿Qué te parece? Como para aprovechar a mejorar ese saque, ¿verdad?

Ficha técnica Defy 21 Patrick Mouratoglou Edition.

ZENITH DEFY21 PATRICK MOURATOGLOU EDITION
Referencia: 10.9000.9004/M99.R939

Caja: totalmente construida en carbono.

Bisel: adornado con el lema de Patrick Mouratoglou “Little details make big difference” (“Los pequeños detalles marcan una gran diferencia”) grabada y rellena con Super-LumiNova®.

Movimiento: El Primero 9004 Automático. Cronógrafo con indicación de las centésimas de segundo. Frecuencia característica y exclusiva de una rotación por segundo de la aguja del cronógrafo.
1 escape para el reloj (36 000 alt/h – 5 Hz).

1 escape para el cronógrafo (360 000 alt/h – 50 Hz).
Cronómetro certificado por TIME LAB.
Platina principal de color azul en el movimiento y el rotor.

Reserva de marcha: 50 horas aproximadamente.

Funciones:

Indicación central de horas y minutos.

Cronógrafo con indicación de las centésimas de segundo con puntos amarillos que evocan las pelotas de tenis.

Aguja del cronógrafo central que da una vuelta por segundo.

Contador de 30 minutos a las 3 horas.

Contador de 60 segundos a las 6 horas con el logotipo “M” Mouratoglou.

Indicación de reserva de marcha del cronógrafo a las 12 horas.

Estanqueidad: 10 ATM

Índices: Rodiados, facetados y recubiertos de Super-LumiNova® SLN.

Agujas: Rodiadas, facetadas y recubiertas de Super-LumiNova® SLN.

Brazalete y cierre: Caucho negro con “efecto cordura” azul.

Doble cierre desplegable de titanio con cabezal de carbono negro.

Precio: 19 200 €

Edición limitada de 50 unidades.

Si te ha gustado este artículo, ayúdanos compartiéndolo en redes sociales.

¿Algo qué comentar? No te cortes, únete a nuestra conversación.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE: Igor Librero Almodóvar FINALIDAD PRINCIPAL: Envío de mis artículos del blog, novedades, así como el aviso de nuevas actividades de carácter comercial. LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado. DESTINATARIOS: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas. INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal.