Tudor Black Bay Chrono M79360N

En abril de 2021, en la feria relojera Watches & Wonders, Tudor nos presentó los nuevos Black Bay Chrono M79360M, reinterpretación moderna de un cronógrafo estilo vintage. Tudor, con el Black Bay 58, se ha hecho con el mercado de los relojes de buceo estilo vintage y ahora, con este Black Bay Chrono, se va hacer con el de los cronógrafos vintage.

Tudor Black Bay Chrono M79360N Watch Review

Habitualmente escucho a coleccionistas, aunque también a muchos profesionales y esto me entristece, decir que Tudor no es más que la hermana pequeña de Rolex.

Tudor y Rolex pertenecen a la fundación Hans Wilsdorf. Tal vez, el hecho de pertenecer al mismo grupo empresarial, y a que ciertamente, durante casi toda su vida, Tudor siguió los pasos de Rolex, esté actualmente eclipsando la realidad.

Tal afirmación no solo es incierta, sino que desvirtúa la realidad. Según un informe de Morgan Stanley en colaboración con LuxeConsult, a cierre de 2020, Rolex fue la empresa relojera suiza con mayor facturación por relojes exportados, el 24.9 % del total, con un montante de 4.420 millones de francos suizos, siendo Tudor la 14ª, con un volumen total del 2% y 390 millones de francos suizos, además de ser la que mayor crecimiento ha tenido en los 4 últimos años.

Tengo la sensación que en general, Tudor sigue siendo una gran desconocida dentro del sector relojero. Una casa relojera infravalorada y estigmatizada muy erróneamente.

Tudor fue creada en 1926, por lo que puede y debe presumir de su propia historia. Bien es cierto que sus modelos, están muy ligados a la historia de Rolex, motivo por el cual, durante década fue duramente criticada.

La última década está siendo fantástica para Tudor. Sus modelos empiezan a ser reconocidos por méritos propios. Están realizando un gran esfuerzo en el desarrollo de movimientos mecánicos y la mejora de sus productos es constante.

HISTORIA DE TUDOR

Tudor nace en Ginebra, Suiza, en 1926 de la mano de Hans Wilsdorf, fundador de Rolex. Actualmente tanto Tudor como Rolex pertenecen a la fundación Hans Wilsdorf, grupo relojero que se ha convertido por méritos propios, en el primero por facturación en Suiza, por encima de los grupos Swatch, Richemont o LVMH.

Tudor nació con el objetivo de ofrecer relojes asequibles con la misma calidad que los relojes Rolex. Para ello, recurrió a movimientos genéricos que montaba en cajas y brazaletes Rolex.

“Llevaba muchos años considerando la idea de crear relojes que nuestros distribuidores pudieran vender a un precio un poco más bajo que el de nuestros Rolex, pero alcanzando los mismos niveles de confianza por los que Rolex es reconocido en todo el mundo. Por eso decidí fundar una empresa específicamente dedicada a la fabricación y venta de estos nuevos relojes. Esta empresa se llama Montres TUDOR S.A.”

Hans Wilsdorf

La evolución de Tudor ha ido de la mano de Rolex. En la década de 1940 incorporó la caja Oyster, la cual garantizaba la impermeabilidad del reloj y en 1952 lanzó el modelo Prince con un movimiento automático Rolex.

La adopción de la caja Oyster y el rotor de cuerda automático, facilitó a Tudor el desarrollo en 1954 del modelo Oyster Prince Submariner, un reloj resistente al agua 100 mts que en 1958 aumentó hasta 200 mts.

De esta forma, Tudor comenzó a desarrollar relojes herramienta, sobre todo marinos. Relojes adquiridos como dotación para los submarinistas de varios ejércitos como los SEAL americanos o la Marine Nationale francesa, además de ser reloj de referencia para muchos profesionales del sector y aficionados que empezaban a descubrir los maravillosos tesoros vivos que ocultaba el mar junto a las costas. 

En 1970, Tudor presentó su primer reloj cronógrafo, el Oysterdate con calibre Valjoux 7734 de cuerda manual. La familia de relojes cronógrafo creció con gran éxito como el modelo Oysterdate Montecarlo, ya que su esfera se asemejaba a una ruleta de casino. En 1976 se incorporaron los movimientos mecánicos automáticos a las colecciones cronógrafo.

Tudor logo 1930

Los relojes Tudor producidos en las décadas de 1920 y 1930 firmaban como Tudor en la esfera, con la barra horizontal de la “T” alargada por encima de las otras letras. 

En algunas piezas raras, que actualmente son objeto de deseo de los coleccionistas y por las que se pagan burradas, aparece el nombre Rolex. 

Tudor Rolex

En 1936, el logo del nombre cambió a caracteres góticos acompañado del escudo con la rosa Tudor, emblema de la dinastía Tudor inglesa. En 1947, desapareció el escudo quedándose solo la rosa. Desde 1969, el logo de Tudor es el escudo, quedando la rosa reubicada en la corona.

Logo Tudor

HISTORIA DE LOS RELOJES CRONÓGRAFOS TUDOR

Tudor empezó a fabricar relojes cronógrafos en 1971. Modelos muy deportivos adaptados a su tiempo, y con una fuerte personalidad. Relojes totalmente distintos a los que hacían otras marcas como Rolex, Omega o Breitling, empresas que marcaban el camino a seguir en relojes cronógrafos en esa década.

En sus modelos cronógrafos, Tudor apostó por movimientos Valjoux, movimientos que ofrecían precisión y robustez a un excelente precio. El cristal era de plexiglás, y sus biseles y esferas eran maravillosas, jugando con los colores de una forma hasta entonces desconocida. Para los brazaletes, Tudor apostó por lo que nunca falla, el modelo Oyster de Rolex.

Tudor Oysterdate ref 7169/0 “Montecarlo” de 1971 Calibre Valjoux 7734

Tudor Oysterdate ref 7169/0 “Montecarlo” de 1971 Calibre Valjoux 7734

Al modelo Oysterdate le siguieron varios modelos muy conocidos por los aficionados como los “Big Block”, así como los Prince Oysterdate conocidos como “Chrono Time”, primeros modelos con movimientos mecánicos automáticos. Estos modelos se diferenciaban únicamente por el bisel.

Los relojes cronógrafos de Tudor, se caracterizaron por una libertad estética en las esferas y biseles denominada por los aficionados “Exotic”, así como por el contraste que ofrecía la combinación de colores con los contadores.

Tudor seguía apostando por movimientos Valjoux, pasando al calibre Valjoux 7750 en todos sus modelos, movimientos mecánicos de carga automática y mayor frecuencia (28.800 A/h 4 Hz), altamente fiables y de piñón oscilante.

La arquitectura de este nuevo movimiento trajo consigo una reorganización de la esfera, con un nuevo contador de horas. El desplazamiento del grupo de contadores hacia la izquierda de la esfera y la reubicación de la ventana del calendario posicionándola a las 3 h.

Tudor Prince Oysterdate “Big Block” ref 9430/0 de 1976

Tudor Prince Oysterdate “Big Block” ref 9430/0 de 1976

En 1989 Tudor sustituyó el logotipo de Rolex en el brazalete Oyster aunque siguió manteniendo la misma referencia. La corona, siguió portando el logotipo de Rolex.

Tudor prince oysterdate big block

Tudor Prince Oysterdate Big Block con corona Rolex

En 1995 Tudor presentó una nueva serie de relojes cronógrafos. Relojes que trajeron consigo grandes mejoras tanto estéticas como técnicas en la caja y en el cristal.

La caja característicamente imponente y afilada, se refinó y sus líneas se suavizaron con líneas más delicadas, curvas y redondeadas.

Se sustituyó el cristal de plexiglás por uno de zafiro, más resistente a los arañazos. El bisel pasó a ser de aluminio y en la esfera, predominaban los colores crema. El calibre Valjoux 7750 seguía siendo el elegido con ligeras mejoras en el rendimiento.

Personalmente creo que lo más significativo de los cambios iniciados por Tudor no fueron ni los estéticos ni los técnicos. Desde esta generación de cronógrafos, los elementos identificativos de Rolex, fueron desapareciendo de sus modelos, como si Tudor por fin hubiera decidido hacerse cargo sola de su futuro y poco a poco forjarse su propio camino.

Tudor Prince Oysterdate 79260

Tudor Prince Oysterdate 79260 de 1996

TUDOR BLACK BAY CHRONO M79360N

En 2021 se cumplió el 50º aniversario del primer Tudor cronógrafo, y para celebrarlo, Tudor nos presentó la reinterpretación de lo que debe de ser un cronógrafo moderno estilo vintage.

El Tudor Black Bay Chrono se presenta en dos colores de esfera, panda y panda inversa. Además, cada una de ellas puede ir con brazalete de acero, correa de piel o de tejido, por lo cual es difícil no encontrar un modelo que se adapte a tus gustos.

Tudor Black Bay Chrono Panda y Panda Inversa

El Tudor Black Bay Chrono nació en 2017. Su primer modelo es un tanto peculiar y difícil de catalogar. Si tuviera que definírtelo diría que es un reloj de carreras, con toques de submarinismo todo ello envuelto en un estilo vintage.

El nuevo modelo Tudor Black Bay Chrono presentado en 2021 es un reloj totalmente nuevo. Un reloj diseñado desde cero. Un reloj a mi entender, tocado por la barita mágica desde su nacimiento y por desgracia, parece que no todos están apreciando el potencial tan grande que tiene este reloj.

Si hay algo en el anterior modelo de lo que hemos estado de acuerdo casi todos, es que la altura del reloj, con 15 mm, era demasiado grande y con determinado estilo de ropa, resultaba difícil de llevar.

Este nuevo modelo ha sido rediseñado. Se ha cambiado la posición del movimiento, la esfera se acerca al cristal, conseguido una construcción más delgada, 0.8 mm menos en la altura del reloj.

Este pequeño reajuste de 0.8 mm se nota mucho. El nuevo Black Bay Chrono resulta un reloj más compacto, los costados son menos prominentes y con el reloj puesto en muñeca, la diferencia en comodidad es significativa.

CAJA DEL TUDOR BLACK BAY CHRONO M79360N

Son muchos los detalles que han mejorado el modelo, aunque personalmente, creo que la nueva caja que adopta este reloj, es el éxito que el modelo va a tener ante los clientes.

Una caja más compacta, algo más baja en altura que se adapta perfectamente a cualquier tamaño de muñeca, hace que la comodidad sea su mejor ventaja competitiva.

Las medidas son muy comedidas para un reloj cronógrafo. Con tan solo 41 mm de diámetro, 14.2 mm de altura, 49.8 mm de longitud y 22 mm de asa a asa. Todo esto envuelto en una resistencia al agua de 200 metros, mucho más de lo necesario en un reloj cronógrafo, que te dará esa tranquilidad necesaria de saber, que no vas a tener problema alguno de meterlo en el agua en tus vacaciones. El cristal de zafiro es ultra resistente a los arañazos y golpes, y con uno de los mejores movimientos (sino el mejor) en ese rango de precio, el calibre MT5813.

Tudor black bay chrono M79360N

La caja está construida en acero 316L, un material hipoalérgico, altamente resistente y que una vez matizada y satinada, nos aporta una elegancia y personalidad que enamora.

El bisel es un elemento totalmente nuevo. Se abandona el bisel grueso de acero utilizado hasta el momento, en pro de un bisel más estilizado, fijo, de acero con disco en aluminio anodizado con escala taquimétrica.

En mi opinión, este bisel juega una labor imprescindible en el resultado final estético de este reloj. Con tantos elementos maravillosos que tiene el modelo, resulta complicado decantarte por uno en especial, pero irremediablemente, el primer golpe de vista, se va a la esfera y al bisel.

Los pulsadores son ese elemento del que rara vez suelen hablar en las reviews que leo a diario, y para mí son un elemento clave en un reloj.

No solo porque sean cómodos o incómodos en su manejo. Es cierto que tal vez no solemos reajustar los relojes todos los días, pero el día que lo haces, te acuerdas de la tía segunda del ingeniero que lo diseñó, del primo tercero del jefe de proyecto que lo aprobó y del cuñado gorrón del jefe de relojeros que no se opuso a ese pulsador, y si no me crees, prueba a cambiar el calendario y la hora en un Cartier Pasha.

Y es que independientemente de su manejo, el reloj lo vamos a llevar puesto muchas horas y dependiendo de la forma y tamaño de los pulsadores, a lo largo del día empezaremos a notar una molestia, que pasará a ser roce y finalmente dolor en la muñeca. Una molestia que te anima a llegar a casa para quitarte el reloj, como me ha pasado a mí con infinidad de modelos.

Estos pulsadores poseen el tamaño justo para ser fácilmente manipulables y puesto en muñeca, apenas percibo que están ahí. Así que no estoy loco por llegar a casa para quitarme el reloj.

ESFERA TUDOR BLACK BAY CHRONO M79360N

La esfera se ha actualizado completamente, dotándola de una personalidad más fuerte, más vibrante, y que, estéticamente hablando, transmite elegancia, estilo, pero sobre todo, tradición.

Los primeros comentarios que se pudieron leer, tanto por los coleccionistas como por algunos medios especializados, evocaban a recuerdos del mítico Rolex Daytona Paul Newman de 1969.

Si bien es cierto que la combinación de colores escogida, efectivamente recuerda al mítico Rolex Daytona 6262, personalmente, veo en ambos relojes, más diferencias que similitudes.

Rolex 6262 vs Tudor M79360N

Tudor Black Bay Chrono M79360N (Izq) vs Rolex Daytona 6262 (Dcha)

En primer y más claro lugar, estaría el número de contadores. En segundo lugar, la aguja tipo copo de nieve escogida por Tudor, no tiene nada que ver ni transmite lo mismo que la maravillosa aguja utilizada en el Daytona Paul Newman y por si fuera poco, el estilo, elegancia y clase que transmite la utilización por parte de Rolex del color rojo en el disco exterior de los minutos y en el nombre del modelo (Daytona), no hay forma alguna de poder igualarlo.

En el modelo panda, el color predominante es el opalino (plateado) y en el modelo panda inverso es el negro mate. Debido al tipo de pintura utilizado en ambas esferas, se consigue que la luz se refleje de una forma indirecta muy pronunciada, resaltando así algunos detalles muy interesantes en los bordes.

Las subesferas son tradicionales. A las 9 encontramos el contador del segundero del reloj, a las 3 está situado el contador de minutos del cronógrafo.

En el Tudor Black Bay Chrono, el contador de los minutos del cronógrafo llega hasta los 45 minutos, a diferencia de los 30 minutos utilizados en los modelos Breitling que usan el calibre B01.

Los contadores están troquelados y poseen un elegante acabado, lo que ayuda a acentuar el contraste de los contadores con el resto de la esfera.

El calendario está situado a las 6. En la esfera negra, el color del disco del calendario es blanco con letras en negro, lo que ayuda a visualizar perfectamente la fecha. Sin embargo, en la esfera blanca, el disco del calendario posee el mismo color que la esfera, por lo que a mis 48 años y vista cansada, le falta algo de contraste que me permita visualizar perfectamente la fecha. Hubiera sido tan sencillo como cambiar el color del disco del calendario a negro con letras blancas.

Tudor Black Bay chrono blanco

La manecilla de la hora elegida ha sido tipo “copo de nieve” tradicional en Tudor. El problema que veo en esta manecilla indicadora del huso horario en este modelo cronógrafo en concreto, es que cuando se sitúa encima de alguno de los dos contadores, obstaculiza la visión del contador.

Si estás usando la función cronógrafo y coincide que la hora está entre las 2 y las 4, vas a tener problemas para identificar los minutos que nos indica el contador del crono. Esto mismo ocurre con los segundos cuando la aguja del huso horario está entre las 8 y las 10, aunque sinceramente, no creo que sea tan crucial saber en el segundo exacto en el que vivimos.

Tudor ha recurrido a Super-Luminova para las agujas y los índices horarios. La visión de la hora es perfecta ante poca luz, como cuando entramos en un garaje, o ante ausencia completa de luz, momento en el que la visión de las manecillas es clara.

El cristal de zafiro abovedado, contribuye estéticamente a dar ese toque clásico, tan atractivo en un modelo como este. La forma que adopta este cristal de zafiro, se asemeja mucho a la de los cristales de plexiglás o acrílico utilizados por Tudor hasta la década de 1990.

El cristal de zafiro posee un recubrimiento de material antireflectante, que permite tener una visión limpia de todos los elementos de la esfera.

Una de las características que más me gusta de este cristal, es el efecto distorsión que produce en los marcadores más externos y en el Swiss Made, creando una apariencia borrosa extremadamente elegante.

El Black Bay Chrono anterior, ofrecía una apariencia más utilitaria, con un juego de colores en la esfera menos pronunciado y para mí, el bisel de acero, le hacía perder el carisma y personalidad que si aprecio en este nuevo Tudor Black Bay Chrono.

MOVIMIENTO MT5813

Como te he explicado, Tudor siempre había confiado en movimientos Valjoux para sus modelos cronógrafos. Con el nuevo camino emprendido por Tudor desde 1995, la idea es ir desarrollando tecnología propia y ofrecer al cliente productos íntegramente diseñados y fabricados internamente.

El calibre MT5813 es un movimiento mecánico de carga automática fabricado por Breitling para Tudor sobre la base del Breitling B01.

Un magnífico movimiento fabricado en Suiza, con unas altas especificaciones, que lo convierte en una de las mejores opciones de compra de movimientos mecánicos automáticos cronógrafos de mercado actualmente en relojes hasta 8.000 euros, por su relación calidad precio.

Tudor calibre MT5813

Calibre Tudor M5813

El MT5813 es un movimiento muy bien diseñado. Posee una rueda de pilares como interruptor de arranque y parada del cronógrafo, lo que proporciona una respuesta ágil al activar el crono. La sensación táctil que transmite es idónea. El embregue es vertical, y transmite la energía directamente desde el movimiento base al mecanismo del cronógrafo.

Características estas de movimientos cronógrafos modernos de gama media a alta y muy similares a las que tiene el calibre Rolex 4130 que monta el Rolex Daytona. Calibre 4130 que fue desarrollado por el mismo grupo de ingenieros que desarrollaron posteriormente el calibre Breilting B01.

Calibre Breitling B01

Calibre Breitling B01

Para evitar los problemas que los campos electromagnéticos creados por los electrodomésticos provocan en los movimientos de los relojes, el espiral es de silicio, material muy resistente al magnetismo, los golpes y los cambios de temperatura. Lo que proporciona una oscilación constante y regular.

El rotor está fabricado de tungsteno, el volante es libre y la reserva de marcha es de 70 horas. Características necesarias cuando hablamos de movimientos modernos.

La fabricación no es artesanal, se produce de manera mecánica, aunque posee una construcción sólida y fiable.

En 2016, se creó la empresa Kenissi con una participación al 50% de Tudor y de Breitling. El objetivo de Kenissi es desarrollar y fabricar movimientos propios Swiss Made, a fin de obtener movimientos de alta calidad a un precio competitivo.

En 2018 Chanel se incorporó al proyecto comprando el 20% del accionariado y en enero de 2020, fue Norqain la que se unió.

Kenissi está ubicada en Ginebra, aunque está construyendo una nueva y más moderna fábrica en unos terrenos que posee Rolex en Le Locle, junto a la sede central de Rolex y que esperan esté terminada en los próximos meses.

En este sentido, debo decirte que Kenissi es un proyecto que está pasando prácticamente desapercibido. Apenas se lee sobre Kenissi en medios especializados.

Conozco el proyecto desde 2018 y en mi opinión es, y digo es y no puede ser, una de las maniobras empresariales que realmente van a desestabilizar el mercado relojero suizo y que pondrá, de una vez por todas, a cada uno en su justo lugar.

Los tiempos en los que cualquier casa relojera suiza compraba movimientos suizos de calidad a ETA, subcontrataba caja, esfera, bisel, brazalete y cierre a Dexel, montaba una magnífica campaña publicitaria y a vender relojes, está a punto de terminar y seremos los clientes, los que hagamos que empresas que han decidido apostar por productos de calidad, desarrollados y fabricados internamente, perduren en el tiempo.

Tudor calibre MT5813

El calibre MT5813 (MT procede de “Manufacture Tudor”), en realidad es una variante del calibre Breitling 01 o B01, un movimiento desarrollado por Breitling en 2009 y que le ha dado grandes resultados.

El calibre MT5813 es fabricado por Kenissi sobre la base del Breitling B01, a la vez que Breitling está usando el calibre Tudor MT56 de la serie Pelagos y Black Bay en alguno de sus modelos.

A pesar de que el calibre MT5813 está realizado sobre la base del Breitling 01, existen diferencias entre ambos movimientos. A nivel estético, la más significativa es el acabado a chorro de arena en los puentes y la placa base del MT5813.

El regulador del MT5813 está compuesto por una rueda de equilibrio de resorte libre con cuatro masas ajustables, el mismo sistema de equilibrio que usa Tudor en sus movimientos propios.

Lo que el usuario notará, pues todos estos cambios están ocultos bajo una tapa trasera de acero y no son visibles, es que el contador de los minutos del cronógrafo pasa de los 30 minutos que usa Breitling a 45 minutos en el Tudor.

El calibre MT5813 es un movimiento mecánico automático cronógrafo. Trabaja a 28.800 alternancias hora lo que supone 4 hercios con sistema de parada de segundos.

Este calibre MT5813 está certificado COSC y a pesar de que el certificado COSC permite tolerancias de -4/+6 seg/día, Tudor los regula para trabajar en tolerancias -2/+4 seg/día. ¡Se puede pedir más!

BRAZALETE

Tudor nos presenta este modelo con tres tipos de brazalete distintos.

Por un lado, una reinterpretación de una NATO. Un brazalete fabricado en tejido negro altamente resistente con cierre de hebilla.

Este brazalete es muy cómodo de usar y se adapta perfectamente a cualquier tamaño de muñeca. La vida media del tejido en un uso diario debe estar sobre los 7 años por mi experiencia con otros brazaletes Tudor de calidades semejantes y no debes tener mucho cuidado con el agua, ya que no afecta mucho a la durabilidad del material.

Haciendo un guiño a los modelos Tudor de los años 60, Tudor nos ofrece una correa de cuero negra tipo “bund” con cierre desplegable. En este caso, si debes tener cuidado de no mojar la correa, pues el cuero por desgracia, enseguida coge olores al mojarse y no suele ser un olor grato.

El mantenimiento del cuero es siempre algo más tedioso que otros materiales, teniendo que hidratarlo con cremas constantemente para evitar que envejezca mal y la vida media suele ser de unos 3-4 años.

Y por último, pero sin duda mi preferido, una brazalete de acero compuesto por eslabones de tres piezas con remaches laterales estilo vintage, matizados que nos transporta de lleno a la década de 1960 inicios de 1970 y que difícilmente se puede superar.

Los brazaletes metálicos para mí, tienen dos claras ventajas, que hacen que una y otra vez, sean los que recomiendo. Seguridad y resistencia.

MI OPINIÓN DEL TUDOR BLACK BAY CHRONO M79360N

Rolex ha sido, es y muy probablemente seguirá siendo, una gran marca relojera. Desde 2010, el éxito de Rolex como marca y producto de lujo, ha crecido mucho más de lo que ya era a nivel internacional.

En esta transformación, percibo mucha ignorancia por parte de personas que hablan de la marca sin conocer su historia, a la hora de interpretar lo que Rolex ha sido, es, pero sobre todo, pretende ser.

Estás personas, están queriendo convertir a Rolex en el centro del universo relojero. Sería insensato no reconocer lo que es y lo que significa Rolex en el mercado relojero internacional. En 2020, el 24.9% de la facturación total por exportaciones de relojes suizos, perteneció a Rolex, pero esto no la convierte en el centro del universo relojeramente hablando.

Tudor es parte de la familia de la fundación Hans Wilsdort, y evidentemente, el ADN de Rolex está en los relojes Tudor, como no podía ser de otra forma. Encontrar similitudes entre modelos de ambas marcas, no debería ser motivo de crítica, sino de orgullo.

Hablándote desde el corazón, Tudor es una de las marcas que más me llama la atención actualmente.

Siempre te he dicho que el grupo Hans Wilsdort es el más hermético que he visto en relojería. Nunca aparecen informaciones contrastadas antes de las presentaciones oficiales. Todos los bulos y opiniones se quedan en eso, bulos y opiniones.

Desconozco por tanto el motivo, y dudo que algún día pueda enterarme de una fuente fiable, pero veo a Tudor muy tranquila en relación a las ventas, como si no fuera algo que le preocupara.

Se están dedicando a producir productos atractivos estéticamente, de calidad, a un magnífico precio y cuidando mucho, muchísimo realmente a los clientes y eso en las escuelas de negocios lo denominan, “construir marca”.

Fuera de las presiones comerciales que se aprecian en otras muchas marcas, Tudor camina por una senda que en breve, le dará muy buenos resultados y esto lo veo venir desde hace 6-7 años.

Permíteme que te cuente un secretillo. Sabes que he sido cofundador junto a mis hermanos, de joyería Libremol, una joyería especializada en relojes de alta gama en Madrid y que desde 2020 estoy única y exclusivamente en IGORMÓ.

Como asesor experto en relojes de lujo, en mi labor comercial en IGORMÓ, me reúno a diario con los propietarios de joyerías distribuidores oficiales de las mejores casas relojeras suizas, no solo en España, sino también en otros países europeos.

No hay una sola reunión de negocios y cuando digo ni una es realmente ni una, en la que no salga a relucir Tudor. Los que tienen la marca solo me hablan cosas buenas del resultado comercial que les está proporcionando. Los que no la tienen, me comentan lo mucho que desearían poder tenerla y lo complicado que les está siendo poder tener Tudor en sus escaparates, a pesar de ser grandes joyerías.

Si esto es algo que rueda en el día a día entre los profesionales, es sin duda porque Tudor está haciendo las cosas tan bien, que ya es objeto de deseo para nosotros, los profesionales.   

Tudor Black Bay Chrono

IGORMÓ fue invitado por Tudor España a la presentación del Black Bay Chrono el mismo día que se presentó a nivel internacional.

Al segundo de tener el reloj en mi mano, supe que sería un éxito de ventas y que una vez más, Tudor había dado con la pieza ganadora.

Así se lo transmití al dueño de una joyería distribuidor oficial Tudor con el que me tomé un café en la misma presentación y se lo dije telefónicamente a mis compañeros en IGORMÓ saliendo del hotel en Madrid donde se presentó.

Decidimos no hablar de este modelo hasta haberlo probado nosotros mismos durante unos meses y ver como el boca oreja hacía justo mérito a este modelo.

Pues bien, ahora que este modelo lleva unos meses en el mercado y he podido usar y probar el modelo durante el tiempo suficiente para hablar con conocimiento de causa, te diré.

El BB chrono es una muy buena opción de compra de un chrono de lujo por este precio.

Cuesta la mitad que un Breitling Chronomat con calibre B01, siendo para mi gusto, estéticamente más bonito y algo más cómodo de usar.

Terminé de redactar este artículo a mediados de noviembre de 2021, aunque por diversos contra tiempos, no hemos podido publicarlo hasta febrero de 2022.

En estos pocos meses que han pasado desde noviembre a febrero, el modelo no ha hecho más que subir en ventas y en estos momentos, la producción es menor a la demanda del reloj, por lo que Tudor empieza a tener problemas en la cadena de suministro.

Esto se ha traducido en que cada vez es más complicado poder comprar el reloj en concesionario oficial, teniendo que entrar en listas de espera y que el precio del reloj en el mercado paralelo o gris o de segunda mano, como quieras llamarlo, se ha elevado un 20% en apenas 3 meses.

Hace algunos años, el representante de una gran casa relojera suiza en aquel momento me invitó a comer. En el transcurso de esa comida, me dijo “desengáñate Igor, los clientes no buscan calidad, buscan estatus”.

En aquella comida le dije que se equivocaba. Los clientes, tal vez no tengan todo el conocimiento que deberían, pero si se lo explicas, no solo son capaces de entenderlo, sino que son capaces de apreciarlo y de tomar decisiones propias acertadas.

Tudor refuerza mis palabras de entonces. Con este Black Bay Chrono, del cual no se ha hecho apenas publicidad y del que no han hablado mucho en los medios especializados, más allá de hacerse eco de la nota de prensa que en su momento mandó Tudor, ha conquistado el corazón de los clientes, por precio, calidad, humildad pero sobre todo respeto. Respeto a lo que Tudor fue, es y quiere seguir siendo.

Por cierto, aquella gran casa relojera suiza que en aquel momento era muy fuerte a nivel internacional, no ha hecho más que caer en unidades vendidas, por lo que ha tenido que recurrir una y otra vez a subir el precio de sus productos para no desplomarse. Y dudo que fuera por las invitaciones a comer, pues aquella comida la pagué yo.

Como siempre te digo, ésta es mi opinión. Pero no te fíes de una sola opinión. Lee más reportajes, accede a más información y por favor, llega a tu propia conclusión. Se, que en una sociedad sometida a una sobre información es complicado hacerlo, pero el análisis final lo haces tú.

Te adjuntamos un video promocional del modelo realizado por Tudor. No es el mejor vídeo que vas a encontrar en youtube, pero por derechos de propiedad intelectual, solo tenemos autorización para usar material grafico oficial de Tudor. También podrás ver las características de las 6 versiones del modelo.

Tengo que decirte que he disfrutado mucho usando este reloj y para mí realizar esta watch review, han sido muchas horas de auténtico disfrute. Creo que he sido claro a la hora de plasmarte mi opinión sobre el BB chrono, pero me encantaría saber lo que tú piensas de este modelo, seas o no propietario de uno, tu opinión es igual de valida que la mía. Ponemos a tu disposición los comentarios abajo para conocer tu punto de vista.

MODELOS DISPONIBLES DEL BLACK BAY CHRONO M79360N

Tudor Black Bay M79360N-0001 blog

TUDOR BLACK BAY CHRONO M79360N-0001

(BRAZALETE DE ACERO ESFERA PANDA INVERSA)

CAJA

  • Acero 316L.
  • Diámetro 41 mm.
  • Altura 14.2 mm.
  • Longitud total 49.8 mm.
  • Distancia entre asas 22 mm
  • WR 200 mts.
  • Bisel de acero y aluminio anodizado.
  • Cristal de zafiro abombado.
  • Tapa trasera de acero.

ESFERA

  • Esfera negra con contadores en plata.
  • Esfera abombada.
  • Agujas tipo copo de nieve.
  • Calendario a las 6.
  • Agujas e indices luminiscentes con Super-Luminova.

MOVIMIENTO

  • Mecánico automático cronógrafo.
  • Calibre Tudor MT5813.
  • Calibre base Breitling B01.
  • Certificado COSC.
  • Reserva de marcha 70 horas.
  • Alternancias 28.800 por hora (4 Hz).
  • Rubís 47.
  • Funciones horarias, fecha y cronógrafo.

BRAZALETE

  • Acero 316L matizado y satinado.
  • Eslabones de 3 piezas.
  • Cierre desplegable y de seguridad.

COMPRA

  • Precio de catálogo en España del M79360N-0001 es de 5.020 €
  • Garantía transferible de cinco años sin necesidad de registro ni de revisiones de mantenimiento periódicas.
Tudor Black Bay M79360N-0002 blog

TUDOR BLACK BAY CHRONO M79360N-0002

(BRAZALETE DE ACERO ESFERA PANDA)

CAJA

  • Acero 316L.
  • Diámetro 41 mm.
  • Altura 14.2 mm.
  • Longitud total 49.8 mm.
  • Distancia entre asas 22 mm
  • WR 200 mts.
  • Bisel de acero y aluminio anodizado.
  • Cristal de zafiro abombado.
  • Tapa trasera de acero.

ESFERA

  • Esfera opalina con contadores en negro.
  • Esfera abombada.
  • Agujas tipo copo de nieve.
  • Calendario a las 6.
  • Agujas e indices luminiscentes con Super-Luminova.

MOVIMIENTO

  • Mecánico automático cronógrafo.
  • Calibre Tudor MT5813.
  • Calibre base Breitling B01.
  • Certificado COSC.
  • Reserva de marcha 70 horas.
  • Alternancias 28.800 por hora (4 Hz).
  • Rubís 47.
  • Funciones horarias, fecha y cronógrafo.

BRAZALETE

  • Acero 316L matizado y satinado.
  • Eslabones de 3 piezas.
  • Cierre desplegable y de seguridad.

COMPRA

  • Precio de catálogo en España del M79360N-0002 es de 5.020 €
  • Garantía transferible de cinco años sin necesidad de registro ni de revisiones de mantenimiento periódicas.
Tudor Black Bay M79360N-0005 blog

TUDOR BLACK BAY CHRONO M79360N-0005

(CORREA DE CUERO ESFERA PANDA INVERSA)

CAJA

  • Acero 316L.
  • Diámetro 41 mm.
  • Altura 14.2 mm.
  • Longitud total 49.8 mm.
  • Distancia entre asas 22 mm
  • WR 200 mts.
  • Bisel de acero y aluminio anodizado.
  • Cristal de zafiro abombado.
  • Tapa trasera de acero.

ESFERA

  • Esfera negra con contadores en plata.
  • Esfera abombada.
  • Agujas tipo copo de nieve.
  • Calendario a las 6.
  • Agujas e indices luminiscentes con Super-Luminova.

MOVIMIENTO

  • Mecánico automático cronógrafo.
  • Calibre Tudor MT5813.
  • Calibre base Breitling B01.
  • Certificado COSC.
  • Reserva de marcha 70 horas.
  • Alternancias 28.800 por hora (4 Hz).
  • Rubís 47.
  • Funciones horarias, fecha y cronógrafo.

BRAZALETE

  • Correa de cuero negra.
  • Cierre desplegable.

COMPRA

  • Precio de catálogo en España del M79360N-0005 es de 4.730 €
  • Garantía transferible de cinco años sin necesidad de registro ni de revisiones de mantenimiento periódicas.
Tudor Black Bay M79360N-0006 blog

TUDOR BLACK BAY CHRONO M79360N-0006

(CORREA DE CUERO ESFERA PANDA)

CAJA

  • Acero 316L.
  • Diámetro 41 mm.
  • Altura 14.2 mm.
  • Longitud total 49.8 mm.
  • Distancia entre asas 22 mm
  • WR 200 mts.
  • Bisel de acero y aluminio anodizado.
  • Cristal de zafiro abombado.
  • Tapa trasera de acero.

ESFERA

  • Esfera opalina con contadores en negro.
  • Esfera abombada.
  • Agujas tipo copo de nieve.
  • Calendario a las 6.
  • Agujas e indices luminiscentes con Super-Luminova.

MOVIMIENTO

  • Mecánico automático cronógrafo.
  • Calibre Tudor MT5813.
  • Calibre base Breitling B01.
  • Certificado COSC.
  • Reserva de marcha 70 horas.
  • Alternancias 28.800 por hora (4 Hz).
  • Rubís 47.
  • Funciones horarias, fecha y cronógrafo.

BRAZALETE

  • Correa de cuero negra.
  • Cierre desplegable.

COMPRA

  • Precio de catálogo en España del M79360N-0006 es de 4.730 €
  • Garantía transferible de cinco años sin necesidad de registro ni de revisiones de mantenimiento periódicas.
Tudor Black Bay M79360N-0007 blog

TUDOR BLACK BAY CHRONO M79360N-0007

(CORREA DE TEJIDO ESFERA PANDA INVERSA)

CAJA

  • Acero 316L.
  • Diámetro 41 mm.
  • Altura 14.2 mm.
  • Longitud total 49.8 mm.
  • Distancia entre asas 22 mm
  • WR 200 mts.
  • Bisel de acero y aluminio anodizado.
  • Cristal de zafiro abombado.
  • Tapa trasera de acero.

ESFERA

  • Esfera negra con contadores en plata.
  • Esfera abombada.
  • Agujas tipo copo de nieve.
  • Calendario a las 6.
  • Agujas e indices luminiscentes con Super-Luminova.

MOVIMIENTO

  • Mecánico automático cronógrafo.
  • Calibre Tudor MT5813.
  • Calibre base Breitling B01.
  • Certificado COSC.
  • Reserva de marcha 70 horas.
  • Alternancias 28.800 por hora (4 Hz).
  • Rubís 47.
  • Funciones horarias, fecha y cronógrafo.

BRAZALETE

  • Tejido negro.
  • Cierrehebilla.

COMPRA

  • Precio de catálogo en España del M79360N-0007 es de 4.730 €
  • Garantía transferible de cinco años sin necesidad de registro ni de revisiones de mantenimiento periódicas.
Tudor Black Bay M79360N-0008 blog

TUDOR BLACK BAY CHRONO M79360N-0008

(CORREA DE TEJIDO ESFERA PANDA)

CAJA

  • Acero 316L.
  • Diámetro 41 mm.
  • Altura 14.2 mm.
  • Longitud total 49.8 mm.
  • Distancia entre asas 22 mm
  • WR 200 mts.
  • Bisel de acero y aluminio anodizado.
  • Cristal de zafiro abombado.
  • Tapa trasera de acero.

ESFERA

  • Esfera opalina con contadores en negro.
  • Esfera abombada.
  • Agujas tipo copo de nieve.
  • Calendario a las 6.
  • Agujas e indices luminiscentes con Super-Luminova.

MOVIMIENTO

  • Mecánico automático cronógrafo.
  • Calibre Tudor MT5813.
  • Caibre base Breitling B01.
  • Certificado COSC.
  • Reserva de marcha 70 horas.
  • Alternancias 28.800 por hora (4 Hz).
  • Rubís 47.
  • Funciones horarias, fecha y cronógrafo.

BRAZALETE

  • Tejido negro.
  • Hebilla.

COMPRA

  • Precio de catálogo en España del M79360N-0008 es de 4.730 €
  • Garantía transferible de cinco años sin necesidad de registro ni de revisiones de mantenimiento periódicas.

Si te ha gustado este artículo, ayúdanos compartiéndolo en redes sociales.

  • Ángel

    Tú habrás disfrutado escribiendo el artículo, pero yo he disfrutado leyéndolo.

    Cada día me gustan más tus artículos y como me haces participe.

    No tengo Tudor aunque si he visto este reloj en El Corte Inglés de Castellana y al igual que a ti, me pareció un gran reloj.

    Responder
  • Raúl

    Muy buen reportaje Igor. El verano pasado te llamé para preguntarte por este reloj y me contastes lo mucho que te gustaba este modelo. Todo lo que me contaste se ha ido cumpliendo. No me arrepiento de haberte comprado el Panerai, pero este se me quedó clavado y voy a tener que retomar la posible compra.

    Responder
    • Igor Librero

      Raúl, ya sabes que siempre doy buenos consejos. Hasta ahora, de los relojes que te he sugerido, de ninguno te has arrependido y todos ellos han sido una buena inversión a medio largo plazo. Tranquilo, el BB Chrono siempre estarás a tiempo de conseguilo.

      Responder
  • Javier Lozano

    Primero y lo más importante, es darte la enhorabuena por este pedazo de artículo que te has marcado, he disfrutado con mucha pasión cada línea que iba leyendo.
    Yo como bien sabes soy propietario de uno bicho de estos BB crono, y te puedo decir que indagando por la Red apareció y fue un amor a primera vista.
    Continue investigando por los foros y decidí comprar uno, en blanco. Pues tengo que decirte que a nivel estético es un 10, la precisión del calibre no tengo otro igual y en este sentido soy muy maniático no me gusta que desvien demasiado, y el BB está en parámetros de desviación verdaderos con lo publicado, por poner un pero sería en el peso, particularmente creo que le sobran unos gramos en la versión con el armis de acero.
    Como bien dices en el artículo TUDOR está haciendo una cosa muy muy importante y es “construir marca”.
    Un abrazo IGORMO

    Responder
    • Igor Librero

      Javier, tu comentario es muy importante para nosotros, pues tú eres propietario de un de estos modelos y habrás tenido tiempo suficiente para tener una opinión clara de lo que es el BB chrono.

      En relación al peso, es cierto que está ahí en el límite. Personalmente lo tolero bien. Me resulta igual de cómodo que un Rolex Submariner o el Oris Aquis Date por ejemplo.

      Responder

¿Algo qué comentar? No te cortes, únete a nuestra conversación.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

RESPONSABLE: Igor Librero Almodóvar FINALIDAD PRINCIPAL: Envío de mis artículos del blog, novedades, así como el aviso de nuevas actividades de carácter comercial. LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado. DESTINATARIOS: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas. INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal.