Historia y experiencia con el Rolex Explorer

Arturo Pérez, un joven mexicano de 20 años, gran aficionado a los relojes desde pequeño, ya es poseedor de una gran colección, entre los que destaca su Rolex Explorer 14270 vintage. Arturo es co-fundador del grupo relojeros Iberoamérica, y viendo la pasión que tiene por los relojes, creemos que hay futuro para el sector. Lo podéis seguir en instagram en su cuenta @Watchfanmexico .

ARTÍCULO DE ARTURO PÉREZ – MÉXICO

Miembro de IgormoClub

Rolex Explorer 14270 …

Tal vez hayan escuchado, visto o leído cientos de reseñas, comparaciones e historias del Explorer en general, pues una mas no les hará daño.

Rolex, la mítica marca de la corona, no solo está en la mente de coleccionistas y aficionados a la relojería, sino también está en el subconsciente de buena parte de la población del planeta; principalmente, gracias a su gran trabajo de marketing y relojes con diseños atemporales.

Uno de sus modelos de la serie deportiva es el Rolex Explorer. Un reloj que por su precisión, robustez y confiabilidad ha sido el reloj insignia de los aventureros. La hazaña que dio su fama al Rolex Explorer fue cuando el sherpa Tenzig Norgay y el montañero inglés Sir Edmund Hillary, pisaron por primera vez el punto más alto del monte Everest.

Oficialmente no fue un Rolex Explorer el reloj que llevaban, sino un Rolex Oyster Perpetual pero, gracias a lo sucedido, Rolex aprovechó el marketing que le pudo meter al reloj para crear uno nuevo modelo específicamente para exploradores, más legible, más robusto y más duradero. Con una nueva carátula de color negro y numerales arábigos en el 3, 6 y 9 esta configuración se convirtió en un clásico instantáneo.

He escuchado a muchas personas decir que su diseño es simple y aburrido, que no tiene nada de complicado y lo único que da es la hora, pero, a la larga, se terminan enamorando. Es gracias a esa simplicidad que el Explorer ha sido y seguirá siendo icónico. Seamos honestos, si vemos un reloj con los numerales 3, 6 y 9, inmediatamente lo vinculamos con un Rolex Explorer.

A lo largo de los años el Rolex Explorer se ha convertido en un reloj de culto que ha enamorado a miles de personas, incluyéndome a mi.

Desde que empecé con esto de la relojería hace no más de dos años a día de hoy, al empezar a investigar sobre marcas, relojes e historia, uno de los que más me llamó la atención, entre muchos otros, fue el Rolex Explorer. Me gustaba mucho su historia y su diseño. Siempre esperaba ver uno cada vez que tenía la suerte de ir a una tienda de Rolex, por alguna razón ese diseño me atraía demasiado y siempre buscaba un reloj con una configuración parecida para poder suplirlo hasta que uno llegara.

Mi papá y yo siempre quisimos tener uno en la colección, ya teniendo un Rolex Explorer II lo siguiente debería ser tener el Rolex Explorer I, nunca estuvimos a la caza de uno, pero cuando se nos dio la oportunidad no lo dudamos y pudimos conseguir un Rolex Explorer 14270 en más que excelentes condiciones.

Puedo decir muchas cosas del reloj, pero lo primero que se me viene a la mente es su versatilidad y que, para ser un Rolex, no es llamativo. Para mí ese es uno de los puntos importantes al verlo porque, como muchos latinos sabrán, no es muy seguro estar con relojes por la calle, triste y desgraciadamente siempre tenemos esa espinita al conseguir un reloj nuevo de si lo podremos usar con libertad. Pero hoy no venimos a hablar de eso, solo quería traerlo a la conversación para que el punto sea válido y me entiendan.

Esta ha sido nuestra primera experiencia comprando un reloj de segunda mano. Uno siempre tiene esa incertidumbre de que sea original o sobre la procedencia de la pieza. Por suerte todo salió muy bien y nos hicimos de nuestro primer reloj usado. Al conseguir cualquier objeto usado, sea joyería, autos, motos, etc., uno tiene la intriga de saber su pasado, qué ha vivido hasta que llegó a ti.

Cada reloj tiene su historia, cada golpe, cada rayón, inscripción o marca que le haya quedado es un suceso que quedó marcado por siempre en él. ¡Algo que me impacta de que sea de segunda y “vintage” es que es más viejo que yo! Del año 1993, 7 años mayor que yo, de cierta forma ha tenido una mayor cantidad experiencias y aventuras que yo. Es algo que muchos coleccionistas han sentido e intriga saber qué historias contaría.

Usar el Rolex Explorer es muy fácil, combina con lo que sea, puedes estar de traje y queda perfecto. Sandalias, shorts y T-Shirt, no hay problema. Ropa casual de trabajo, perfecto, vamos, hasta para dormir se nota bien. A lo que me estoy refiriendo es que a mi parecer, es uno de los relojes más versátiles que hay, si no el que más.

Muchos dicen que podría ser el único reloj en una colección, obvio sin dejar afuera un G-shock porque siempre se necesita uno. Otro punto a favor es que es un reloj discreto, más por su tamaño. ¿Brilla? Claro, por el brazalete, pero ponle una correa nato o una de cuero y verás cómo se adapta a un ambiente más modesto, créanme, he hecho la prueba. He usado relojes más llamativos entre amigos y gente conocida de vez en cuando y siempre hay ese comentario de “¿Y ese reloj?” O “Qué relojazo”. Usando el Explorer no he tenido un solo comentario sobre él, excepto de un amigo que sabe de relojes, pero ese es obvio.

Si estás buscando un reloj de lujo, discreto y funcional, no hay pérdida, la referencia 14270 para mí es la indicada. He probado el nuevo modelo Rolex Explorer 214270 y a mi parecer no ofrece ese estilo de reloj herramienta como lo hace el Rolex Explorer 14270, principalmente por su nuevo tamaño de 39mm comparado con los 36mm de la referencia pasada, además que el nuevo es un poco más llamativo al tener mejor calidad de pulido en la caja, lo cual lo hace todavía más llamativo.

Con el Rolex Explorer 14270 obtienes ese ambiente clásico y moderno en un solo reloj, un tamaño aceptable para la mayoría y lo más importante, una simplicidad bella. Un reloj que representa funcionalidad y no lujo, algo que Rolex fue hace tiempo.

Si te ha gustado este artículo, ayúdanos compartiéndolo en redes sociales.

Un comentario en

  • Roberto Portugal

    Excelente artículo Arturo!! la historia detrás de tu Explorer lo hace muy valioso, y al final de eso se trata esta pasión, de darle valor al reloj!, espero se quede en tu familia por muchas generaciones!! un fuerte abrazo desde Perú.

    Responder

¿Algo qué comentar? No te cortes, únete a nuestra conversación.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE: Igor Librero Almodóvar FINALIDAD PRINCIPAL: Envío de mis artículos del blog, novedades, así como el aviso de nuevas actividades de carácter comercial. LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado. DESTINATARIOS: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas. INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal.