Jaquet Droz Grande Seconde Moon 300th Anniversary Edition

Jaquet Droz Grande Seconde Moon, un reloj conmemorativo del 300 aniversario del nacimiento de Pierre Jaquet-Droz, creador de una de las marcas relojeras suizas con más historia.

Jaquet Droz, tres siglos de historia.

Sin duda alguna, son muy pocas las empresas que pueden hablar de su historia en siglos, no en años; tal y como es el caso de Jaquet Droz, marca icónica relojera que celebra este 28 de Julio el 300 aniversario del nacimiento de su fundador,  Pierre Jaquet-Droz.

Jaquet Droz, adquirida en el año 2000 por Grupo Swatch, es una marca que ha fabricado –desde 1738- piezas de alta relojería, con un gusto sumamente refinado para una audiencia muy particular.  Sus creaciones, caracterizadas por la entrega de horas y minutos en forma descentrada en la mayor parte de las mismas, logran cautivar la mirada atónita de los amantes de la alta relojería. 

El nivel de detalle que llevan sus trabajos de pintura en esferas y en muchas ocasiones, de esculturas, maravillan al espectador, sin importar si son o no amantes de los relojes, como por ejemplo, el modelo Loving Butterfly Automaton.

Jaquet Droz Loving Butterfly Automaton Ref J032533274

Jaquet Droz Grande Seconde Moon 300th Anniversary Edition.

Y para esta gran fecha, Jaquet Droz nos comparte dos nuevas versiones con su característico rostro, una que explora la tradición y la otra la modernidad: el Grande Seconde, un gran segundero descentrado en la parte inferior de la esfera.  El nombre de las nuevas creaciones:  Grande Seconde Moon 300th Anniversary Edition.

Estas piezas, fabricadas por primera vez en 41 mm, permiten adaptarse a las muñecas de sus seguidores sin problema alguno; y cuenta con versiones en esmalte Grand Feu marfil y pulsera azul noche así como una versión en esfera negra mate y pulsera de piel de becerro negra mate.

¿Cuál es la pieza que mejor refleja el espíritu Jaquet Droz? Sin duda, su rostro más conocido: el Grande Seconde. Alrededor de una arquitectura en forma de «8», esta creación presenta una organización del tiempo única: las horas y los minutos están descentrados en la parte superior, y se complementan con un gran segundero a las 6.

Este diseño sobrio, depurado y atemporal ha recibido todo tipo de atenciones con objeto de preservar su esencia, amén de las renovaciones necesarias para seguir el ritmo de la relojería contemporánea. Entre ellas, la fase lunar, que dio origen al Grande Seconde Moon.

Hoy en día, Jaquet Droz ha llevado a cabo una profunda optimización de su icono para ofrecer dos versiones exclusivas que reflejan sus dobles raíces, con el respeto a su artesanía centenaria por un lado, y, por otro, el deseo de proyectar el Grande Seconde Moon en el siglo XXI.

La primera pieza, Jaquet Droz Grande Seconde Moon Ivory Enamel, un homenaje a Pierre Jaquet-Droz, encarna el lado tradicional de la Casa. Presenta una esfera esmalte Grand Feu marfil, uno de los principales savoir-faire de la Casa, con números romanos para las horas y los minutos y números árabes para los segundos, siguiendo el más puro espíritu tradicional del Grande Seconde. Cuenta con una pulsera azul noche que evoca el cielo estrellado con la Luna.

Jaquet Droz Grande Seconde Moon Ivory Enamel

Por su parte, la segunda pieza, Jaquet Droz Grande Seconde Moon Black Enamel, ofrece una esfera negra mate, una versión cuya fase lunar destaca con elegancia sobre el fondo astral oscuro intenso. Por primera vez, el reloj carece de números árabes y romanos para las indicaciones de horas y minutos. En este caso, se sustituyen por un índice de oro rojo, que aporta a la pieza un estilo más contemporáneo, estructurado y refinado.

Jaquet Droz Grande Seconde Moon Black Enamel

Una modernidad que se ve reforzada por una pulsera de piel de becerro negra mate realizada a mano. Con un enfoque muy contemporáneo, Jaquet Droz diseña aquí un nuevo Grande Seconde Moon en solo dos tonos, con el brillo del oro rojo solo igualado por la profundidad del negro intenso.

Estas dos versiones del Grande Seconde Moon 300 Anniversaire comparten una caja de oro rojo de 18 quilates que alberga el movimiento automático Jaquet Droz calibre 2660QL4, el cual ofrece 68 horas de reserva de marcha y está equipado con una espiral y cuernos de áncora de silicio.

El desarrollo interno con que lo ha dotado Jaquet Droz confiere a su fase lunar una precisión incomparable. Se denomina «Mecanismo 135», y reduce de forma notable los márgenes de error habituales de la visualización de las fases lunares, hasta el punto de que solo es necesaria una corrección cada 122 años. Dado que se acerca lo máximo posible a la revolución sinódica real (29 días, 12 horas y 45 minutos para la Grande Seconde Moon, para una revolución real de 29 días, 12 horas, 44 minutos y 2,8 segundos), este Mecanismo 135, que descansa sobre un disco lunar de 135 dientes (en lugar de los 59 habituales), garantiza al reloj una precisión secular que puede ajustarse con la ayuda de una herramienta mediante un corrector invisible, instalado en la caja, a las 8 horas.

Cada versión está grabada a mano Pierre Jaquet-Droz, 300ème Anniversair en el fondo que nos revela una masa oscilante de oro rojo que gira al ritmo de un tiempo que Jaquet Droz cuenta desde hace casi tres siglos.

Especificaciones técnicas del Jaquet Droz Grande Seconde Moon:

CAJA

  • Oro rojo de 18 quilates.
  • Diámetro 41 mm.
  • Grosor 12.90 mm.
  • Impermeabilidad 30 mts.

MOVIMIENTO

  • Calibre Jaquet Droz 2660QL4.
  • Movimiento mecánico automático.
  • Espiral y cuernos de áncora de silicio.
  • Doble barrilete.
  • Masa oscilante en oro rojo 18 quilates
  • Alternancias 28.800 A/h.
  • Reserva de marcha 68 h.
  • 30 Rubíes.

OTROS DATOS

  • Esfera realizada a mano.
  • Pulsera de piel de becerro hecha a mano.
  • Cierre de hebilla ardillón en oro rojo de 18 quilates.

PRECIO

  • Jaquet Droz Grande Seconde Moon Ivory Enamel ref J007523200 precio 29.800 €
  • Jaquet Droz Grande Seconde Moon Black Enamel ref J007523340 precio 28.700 €

Mi opinión…

Jaquet Droz es una empresa relojera sumamente subvaluada en la industria, tal y como lo he visto anteriormente con otras marcas.  Solo con leer un poco acerca de la increíble historia que le acompaña y como se ha mantenido vigente por siglos, es comprensible el por qué de su audiencia. 

Sus clientes suelen ser conocedores de la alta relojería que no buscan el nombre impreso en una esfera, ni los espectaculares anuncios publicitarios; sino el verdadero arte de una manufactura relojera. 

Si bien su precio promedio es de cinco dígitos, una mirada en detalle a las creaciones de Jaquet Droz nos hacen ver que sus guardatiempos valen cada centavo.

Existen marcas que van a un público muchas veces experto en relojería, quien ya cuenta en su colección con piezas de empresas ‘famosas’ o ‘de moda’ pero también busca arte para vestir sus muñecas.  Jaquet Droz pertenece a este grupo de artistas del tiempo.

Si te ha gustado este artículo, ayúdanos compartiéndolo en redes sociales.

¿Algo qué comentar? No te cortes, únete a nuestra conversación.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE: Igor Librero Almodóvar FINALIDAD PRINCIPAL: Envío de mis artículos del blog, novedades, así como el aviso de nuevas actividades de carácter comercial. LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado. DESTINATARIOS: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas. INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal.