Pulsador del crono de un Seiko

Hoy, en nuestra mesa de trabajo tenemos un gran reloj de una de las marcas más apreciadas por el público, pero que muchos se empeñan en despreciar única y exclusivamente por su precio, hablamos de Seiko.

En los últimos 30 años, parece que se ha creado cierto interés en catalogar las marcas y establecer así un ranking, y por desgracia para el sector, esa catalogación se ha basado principalmente en el precio de venta al público, haciendo de esta forma un daño enorme a grandes marcas que producen muy buenos relojes, pero cuyo precio de venta al público está entre 150 y 350 euros.

Seiko es una gran empresa que produce muy buenos relojes, pero por el precio de venta al público que tienen, está “catalogada” en ese ranking como relojes de gama baja. Para mí como técnico de relojería desde hace más de 30 años y como dueño de Richard Samper Relojeros, servicio técnico especializado en la reparación de relojes que creó mi padre ya hace más de 50 años y para Igormó como magazine de relojería, Seiko es una gran marca cuya catalogación en relojes de gama baja, no corresponde a la realidad ni de la marca ni del pensar de los clientes.

Muestra de ello es el dueño de este reloj, amante de la relojería y cliente de Richard Samper Relojeros desde hace 20 años, al cual hemos tenido el placer de hacer servicios técnicos en relojes de su colección como Audemars Piguet, Corum, Chopard, Rolex, Hublot y Omega que yo recuerde.

Pero este Seiko es un reloj muy importante para él porque, según me conto, y teniendo su permiso para publicarlo, ya que la discreción es base fundamental de nuestra empresa, es un recuerdo muy especial de su padre.

Muchas veces los sentimientos tienen mucho más peso que el dinero. Este señor vendería cualquier reloj de su colección menos este. Una vez me contó que desgraciadamente había sido víctima de un atraco, pero su felicidad ese día fue que llevaba un Breitling y no el Seiko. Si este señor cuida tanto este reloj… ¿quién soy yo para no hacerlo?.

El dueño de este hermoso reloj me ha pedido que le explique paso por paso lo que voy a hacer a su reloj; cosa que he considerado como un verdadero halago, y con este artículo, me gustaría compartir también como vosotros otros aspectos importantes de mi trabajo, los sentimientos y el respeto.

Reloj Seiko.

Reloj Seiko trasera.

Seiko es una marca japonesa, sin lugar a dudas de excelente calidad. Un reloj de estos tranquilamente puede superar los 25 ó 30 años. Cuando reparo un reloj con estos años, siento que reparándolo, estoy dando una continuidad del ayer. Un ayer lleno de alegrías, de sentimientos, de anhelos.

Siento que tengo en mis manos un elemento que ha compartido tiempos pasados; y más cuando son antiguos; siento que son como rocas que emergen subyacentes al mar del olvido. Que han resistido los embates de los años y se yerguen cual paladines en la guerra de la vida.

En este modelo, la caja y el brazalete vienen pavonados. El pavonado consiste en crear una capa superficial de magnetita, óxido ferroso-diférrico (Fe3O4), alrededor de las piezas de acero, pero como no es el tema específico, no profundizare en esto.

Es un reloj con funciones cronográficas (o sea que tiene cronógrafo), alarma, calendario único a las 3 (cuando digo único, hago referencia al hecho de que no trae día de la semana). Tres agujas centrales, una subesfera a las 6 con dos para la alarma y dos más como parte del cronógrafo a las 12 y a las 9. Aro o bisel dorado y vivos dorados en el brazalete. Tapa a rosca y broche plegable. Estas son las descripciones que mencionaré pero dejamos claro que son muchas más.

Breve historia de Seiko

Como siempre hago en mis artículos, conozcamos un poco más la historia de Seiko. En el año 1877 un caballero de origen japonés llamado Kintaro Hattori abrió en Kyobashi Tokio (Existen dos regiones con este nombre en Japón, una en Tokio y otra en Osaka) un taller de relojes. Su taller tuvo un gran éxito, hasta tal punto que en el año 1881 fundó la empresa de relojes Seiko Holdings Corporation.

A la par Kintaro funda Seikosha, una empresa para fabricar calibres (llamamos calibre a la unidad motriz del reloj) y en este mismo año se convierte en el vendedor de relojes más importante de Japón y uno de los más importantes del mundo. Y en 1913 Seiko fabrica todos sus propios componentes para la creación de sus guarda tiempos. El primer reloj con la marca Seiko se presentó en 1924.

Con respecto a esta poderosa marca hay algo muy interesante que en otro artículo ampliaremos. En 1920 se inventó el reloj electrónico, pero su primera aparición pública fue gracias a que la empresa Seiko, cronometró los juegos olímpicos de Tokio en 1964 con un reloj electrónico. En la Navidad de 1969 fue presentado el Seiko Quartz-Astron 35SQ, primer reloj de pulsera de cuarzo del mercado, el cual atrasaba tan sólo 5 segundos al mes. Fabricado en oro, su precio era de 1.250 $ US dollar, mismo precio de un automóvil de la época. Su lema de lanzamiento “Algún día, todos los relojes serán así”.

Desde esta fecha empezarían los malos días para el reloj automático sobre todo para los relojes de fabricación suiza. 

Reparación del pulsador

El problema que presenta el reloj que hoy tenemos en nuestra mesa de trabajo, es que uno de los pulsadores está durísimo y no se mueve.

Para comenzar debemos separar el brazalete. En el broche, podemos ver a los lados dos pulsadores que nos permiten abrirlo. Este broche está en perfectas condiciones a pesar del tiempo que tiene el reloj.

Detalle del brazalete de reloj Seiko.

Colocamos transversalmente el reloj para empezar a desarmarlo.

Vista transversal del cierre.

Y con una herramienta aplicamos fuerza a la punta del pasador que une la chapeta del broche con el eslabón de acoplamiento del brazalete.

Desmontando pasador del broche.

Procedemos a separar el broche del brazalete.

Extendemos el reloj en su máxima extensión.

Podemos ver que estamos ante un reloj de tapa a rosca.

Pasamos a destapar el reloj. Para lo cual nos valemos de unos cortes o bajo relieves que trae este modelo de tapa.

Tapa reloj Seiko.

Hay muchos modelos de herramienta para abrirlo, la que yo utilizo no digo que sea la más adecuada, pero es buena.

Aplicación de herramienta para desenroscar la tapa.

Simplemente desenroscamos la tapa y la separamos de la caja.

Reloj Seiko vista trasera.

Porta un calibre Seiko referencia 7T62A de cuarzo, con un diámetro de 24.1 mm x 27.6 mm, grosor de 3.3mm. No usa rubíes, la pila es 395/399 (SR927W).

En la siguiente imagen podrás apreciar una flecha y la palabra push (empujar), que nos indica el punto para extraer la corona; presionando aquí, la tireta libera la tija, y siendo que la tija va unida a la corona, estaremos liberando el conjunto.

Punto donde presionar para extraer la corona.

Posición neutra de la corona.

Dentro del proceso para sacar la corona, partimos de la base que debemos poner la corona en el segundo clip. En esta foto, la corona se encuentra en estado neutral. Observa que he puesto una flecha indicando el punto 1, este es el punto donde introducimos la herramienta. Podemos usar cualquier herramienta con punta.

Segunda posición de la corona.

Estando la corona en el segundo clip (es decir en posición de cambio rápido de calendario), la sección que habíamos destacado con la fecha y el número 1 ha cambiado. Cuando la corona la ponemos en el primer clip vemos una especie de estructura con un hueco, como una perfilación metálica. 

Posición neutra (corona en estado de reposo) y en el primer clip (cambio rápido de calendario).

En el rectángulo que se puede apreciar en la foto de la derecha, al sacar la corona a la primera posición, es donde debemos presionar con la punta de la herramienta.

Detalle del punto de aplicación de herramienta.

La presión la debes hacer con la herramienta en posición vertical, te la muestro ladeada para que aprecies la zona a manipular y la herramienta que utilizo. Aplica poca fuerza, más bien suave y al mismo tiempo, tira de la corona para que salga el conjunto de corona y tija.

Si eres habitual de esta sección ya sabrás que siempre recomiendo ir guardando en una zona segura todos los componentes que vamos desmontando. En el caso de perder un solo tornillo no podremos concluir nuestro trabajo y te puedo asegurar por experiencia propia, que no es tan fácil reponer el material extraviado, a parte del tiempo que retrasa finalizar el trabajo.

Extracción del conjunto corona-tija.

Extracción del conjunto corona-tija.

Ahora debemos proceder a extraer el calibre (unidad motriz del reloj) de dentro de la caja del reloj. Este calibre se extrae presionando un punto específico, lo puedes ver colocando el reloj en un ángulo semi- trasversal.

Extrayendo el calibre.

En el punto indicado por la flecha es el punto exacto donde debes presionar. Yo utilizo la paleta de un destornillador de relojería, pero cuidado no ejerzas mucha presión.

Al estar los pulsadores puestos, no podrás sacar de momento el calibre.

Proceso de extracción del calibre.

Ten cuidado, si se te resbala el destornillador, puedes dañar alguna de las bobinas. No intentes sacar el calibre por completo, fíjate en las fotos en las que te muestro cómo lo hago. Para extraer el calibre, ladeamos el reloj y la gravedad hará el resto.

Recuerda ser meticuloso y guardar todas aquellas piezas del reloj que no necesites manipular para la reparación que estamos haciendo.

Procedemos a sacar el pulsador, o sea separar el pulsado de la caja. Si no tienes la herramienta, te la puedes fabricar fácilmente.

La herramienta es un eje con una paleta en cuyo centro hay una corte. Lo puedes hacer con un simple eje y un dremel o motor-tool.

Herramienta de relojería para extraer el pulsador.

Con esta herramienta extraemos un elemento constitutivo del pulsador que recibe el nombre de chaveta.

La chaveta es el componente del pulsador cuya finalidad es evitar que el mismo pueda salirse. La podemos definir como estructura metálica encargada de perpetuar la presencia del pulsador en el reloj.  Para poder sacar el pulsador hay que extraer la chaveta.

Chaveta, elemento de perpetuación de pulsador.

Medidas exactas de la chaveta de este reloj: a la entrada o boca de la chaveta le asignamos el número 1, a la sección que genera la presión el número 2 y a la sección de descanso el número 3.

Procedemos a desmontar la chaveta. Hay que decir que este elemento puede salir disparado, porque a la vez este elemento es un trinquete, y se pierde como nos descuidemos. En función de lo cual recomiendo colocar un poco de ródico, o si no lo tienes un poco de limpia tipo.  (He visto a colegas colocar un poco de chicle y funciona también.)

Proceso de extracción de la chaveta.

El proceso de extracción consiste simplemente en empujar la chaveta con la herramienta.

Detalle de cómo extraer la chaveta.

Paso seguido empujamos el eje del pulsador de dentro de la caja hacia afuera con la ayuda de un simple eje de acero cuya punta sea totalmente plana.

Eje del pulsador.

En este caso me he percatado que está muy duro, por lo que para evitar dañar el pulsador emplearemos un líquido para aflojarlo. En este caso recomiendo WD40.

Es un producto muy útil. Aplicamos un poco de este líquido al pulsador por dentro.

Aflojar el eje del pulsador para su correcta extracción.

Dejamos que el WD40 actúe un par de horas. Durante este proceso de espera te sugiero que metas el reloj completo en una bolsa ziploc para que no tengas gases deseables en tu lugar de trabajo.

Después de este tiempo, seguro ya ha aflojado. Repetimos el proceso de empujar de dentro hacia afuera con el eje de punta plana. Y listo, ya hemos extraído el pulsador que estaba duro.

Pulsador extraído.

Como puedes apreciar en la siguiente imagen, el resorte está totalmente destruido.

Análisis geométrico y secciones del pulsador. Medidas exactas del pulsador con el cual estamos trabajando.

Cuando el metal está carcomido como este, no se puede garantizar la impermeabilidad del reloj. Esta situación se hubiese podido evitar si por lo menos cada año este reloj hubiera sido enviado a mantenimiento.

Como estos artículos son leídos por hispano hablantes de muchos países, es posible que en otro lugar designen nombres diferentes a estas partes. Algo muy importante en este caso es la limpieza. Entonces tomamos el pulsador con los dedos.

Mojamos un cepillo de dientes con bencina y cepillamos el pulsador, hasta que quede limpio.

Limpieza del pulsador.

Para limpiar bien la zona interna, lo más efectivo es coger un eje al cual le haremos una punta y esta punta la doblamos en el extremo para poder meterlo por dentro de la cabeza del pulsador.

Reparación del pulsador.

Sacamos el empaque o junta que está en el pulsador; no lo habíamos sacado antes para que se limpie cuando cepillamos con bencina. Después de sacar el empaque cepillamos de nuevo para limpiar la sección del empaque.  Cuando haya quedado bien limpio, pasamos a la caja del reloj, poniendo especial énfasis en la sección donde entra el pulsador.

Limpieza completa del hueco de inserción del pulsador.

Como podemos apreciar tiene bastante sucio esta zona. Lo limpiamos bien con bencina y cepillo de dientes.

Si no es suficiente entonces damos uso a un palillo que no necesariamente tiene que ser de relojería. Con un cuter le hacemos una punta de tres lados y lo metemos en una crema de brillar metal.

Posteriormente lo volvemos a limpiar con bencina, y secamos muy bien.

Limpieza completa del hueco de inserción del pulsador.

A continuación, buscamos un resorte y un empaque a la medida e introducimos el resorte en el pulsador.

Pulsador con el resorte.

Te aconsejo que un mejor manejo del empaque lo coloques sobre sobre la mesa y le apliques la punta del pulsador tal y como lo mostramos en las siguientes imagenes.

Empaque y brida.

De esta manera colocamos el empaque en la sección de la brida y con una pinza de relojería lo desplazamos hasta que llegue a la sección que hemos descrito en el pulsador como sección del empaque.

Aplicamos un poco de silicona de relojería al empaque.

Con un destornillador de paleta le aplicamos un poco de silicona para relojería, pero ten cuidado de que sea simplemente una fina capa. Si quieres, también puedes aplicar un poco en el túnel de la caja donde entra el pulsador.

Pulsador.

Muchos pulsadores, antes y/o después del empaquete o junta, suelen llevar una para proteger el empaque; pero este no es el caso. (Por lógica las arandelas tienes menos diámetro que el empaque).

Armamos de nuevo el pulsador en el reloj.

Probamos la flexibilidad que hemos obtenido y entonces metemos la chaveta, con mucho cuidado. En esta ocasión no es necesario usar la anterior herramienta aunque podrías hacerlo. En este caso bastará con un destornillador sencillo de paleta de relojería. 

La sección  que aquí hemos llamado boca o entrada de la chaveta la aplicamos contra la sección de la chaveta en el pulsador; con solo hacer esto, la chaveta se queda allí, no obstante hace falta que pase la sección que hace presión hasta que la chaveta llegue a la sección reposo.

Colocación de la chaveta.

Y listo, nuestro pulsador ya está reparado e instalado, ahora ya solo nos queda montar el reloj.

Piezas del reloj Seiko.

Previa limpieza del crista (cuidado con huellas dactilares o pelusas) pasamos a instalar delicadamente el calibre dentro de esta caja. Para hacerlo debemos darle a la caja del reloj un ángulo de descenso.

Si no le das este ángulo de descenso a la caja, los pulsadores impedirán que se acoplan las dos piezas.

Instalación del calibre.

Colocamos el reloj con el lado de la esfera contra la superficie de la mesa.

Tomamos el conjunto corona-tija y lo limpiamos con cuidado con el cepillo y bencina.

Limpieza del conjunto corona-tija.

Secamos bien este elemento con la pera de mano, le aplicamos un lubricante de relojería que puede ser grasa moevius 8200. Unos puntitos de esta grasa en la sección donde sienta la tireta es decir la entalladura, en cada una de las cuatro caras del cuadrante y un puco en la punta.

La siguiente imagen es una tija, debo confesarte que olvidé tomar una foto a la tija de este reloj. No obstante esta tija pertenece a otro trabajo que os presentaremos en breve y como es nuestra, creo que a fines prácticos es lo mismo.

Tija.

Aplicamos al empaque de la corona una fina capa de la misma silicona de relojería, y metemos con mucho cuidado el conjunto tija-corona.  Y paso seguido cambiamos el empaque que va en la tapa.

Cambio de empaque.

Aplicamos un poco de silicona para relojería al empaque y lo instalamos en la tapa; y en el caso mío, le escribo en la parte interna de la tapa, con un rapidógrafo un número que obedece a un orden que llevo yo de mis trabajos.

Empaque con silicona.

Cerramos el reloj y apretamos la tapa. Unimos el conjunto del brazalete, pero cambiamos los pasadores puesto que nuevos es mejor.

Cambio de pasador.

Metemos el pasador dentro del túnel del eslabón de acoplamiento.

Montaje del pasador.

Metemos la punta del pasador dentro del agujero de la chapeta (ojo que el broche tiene una parte que le llamamos chapeta; no confundir con chaveta que es el elemento de perpetuación del pulsador) del broche.

Montaje del broche.

Y con cuidado para no rayar nada, metemos la otra punta del pasador en el otro agujero de la chapeta del broche.

Y finalmente tenemos listo el reloj para entregárselo al cliente con el pulsador del cronómetro totalmente reparado.

Reloj Seiko.

A los que habéis tenido la gallardía de llegar hasta aquí, muchas gracias. Gracias igualmente a los que solo habéis ojeado, debo admitir que este artículo se extendió bastante. Pero he intentado hacerlo lo más completo posible para que vosotros hagáis este mismo trabajo sin que tengáis contratiempos. Gracias nuevamente y que Dios os continúe bendiciéndolos a todos. Un abrazo.

Y ahora como siempre, quedo a vuestra entera disposición para resolver cualquier duda que os haya surgido.

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTICULO, AYÚDANOS COMPARTIÉNDOLO EN TUS REDES SOCIALES.

Un comentario en

  • ANTONIO J. GARCÍA

    Felicidades !!! Un artículo delicado, minucioso y exquisito. Me ha transmitido la devoción que siente usted por su trabajo.
    He llegado a esta página buscando información para reparar los pulsadores de mi reloj SEIKO TITANIUM 7T32-7H40 y me ha dejado usted perplejo y maravillado con su técnica y la descripción de la tarea.
    Muchísimas gracias y felicitaciones por su trabajo.
    Un fuerte abrazo desde España,

    Antonio J.

    Responder

¿Algo qué comentar? No te cortes, únete a nuestra conversación.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE: Igor Librero Almodóvar FINALIDAD PRINCIPAL: Envío de mis artículos del blog, novedades, así como el aviso de nuevas actividades de carácter comercial. LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado. DESTINATARIOS: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas. INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal.