Sector relojería después del Covid-19

El pasado viernes 15, el grupo relojero Richemont, el segundo más grande del mundo, publicó su cuenta de resultados a cierre de su año fiscal.

Basandonos en sus resultados del cuarto trimestre, que corresponde del 1 de enero a 31 marzo de 2020, vamos a poder empezar a valorar de una forma más clara, el efecto de la Covid-19 en el sector.

Como bien sabemos, China declaró la pandemia en los primeros días de enero, afectando a todo el sudeste asiático. El cierre obligado de todo el comercio en la zona, sobre todo en China y Hong Kong y la paralización del turismo han provocado una hecatombe.

Las ventas del primer trimestre de 2020 en Hong Kong cayeron un 67% en comparación con el mismo período del 2019. En la región de Asia Pacífico (excluyendo Japón) cayeron un 36%. Japón cayó un 21%. Europa, a pesar de no estar todavía confinada, cayó un 9% a consecuencia de no tener turistas chinos y lo mismo ocurre con Oriente Medio, un 12% menos. El único país que se salva es Estados Unidos con un crecimiento del 6%.

Ventas grupo Richemont

Resultados grupo Richemont ventas primer trimestre 2020.

Para el próximo año fiscal, Richemont estima el daño por el coronavirus alrededor de 800 millones de euros en ventas perdidas, 450 millones de euros en EBIT (ganancias antes de intereses e impuestos) y 350 millones de euros en efectivo, por lo que ha dicho el CEO Jérôme Lambert en este análisis financiero.

El coronavirus interrumpió las operaciones de Richemont, como lo hizo con la mayoría de las compañías de relojes suizos, a partir de enero. La compañía cerró la mayoría de sus instalaciones de producción en Suiza y parte de sus centros de distribución global. Muchos de los concesionarios oficiales y de sus propias boutiques, así como su red de mayorista estaban cerradas. Todas las 462 boutiques de Richemont en China estuvieron cerradas desde mediados de enero hasta mediados de marzo.

Cuando las tiendas chinas pudieron reabrir, sus boutiques en Europa (excepto Rusia) y Estados Unidos tuvieron que cerrar. A finales de marzo, el 43% de sus 1.175 boutiques y otras 991 tiendas franquiciadas estaban cerradas.

La respuesta de Richemont a la repentina desaceleración ha sido recortar gastos en los departamentos de ventas, distribución y comunicación. Se congelaron los salarios y la contratación.

Las ventas en la división de relojes cayeron un 6% durante el año hasta 2.86 mil millones de euros. La división incluye ocho compañías de relojes: A. Lange & Söhne, Baume & Mercier, IWC Schaffhausen, Jaeger-LeCoultre, Panerai, Piaget, Roger Dubuis y Vacheron Constantin. Las ventas disminuyeron en la mayoría de las casas, dijo Johann Rupert.

Ventas online de Richemont

En los últimos años, Richemont, a diferencia de la mayoría de la industria relojera suiza, se apresuró en adaptarse a la venta en línea. En junio de 2018, adquirió el grupo italiano YOOX / Net-a-Porter, un minorista de moda en línea, líder en el mundo, y también adquirió Watchfinder & Co., un vendedor líder en el Reino Unido de relojes premium de segunda mano.

Todas las marcas del grupo, han acelerado sus esfuerzos de ventas en línea. Con la llegada de la Covid -19, esos movimientos han dado sus frutos“Las ventas en línea crecieron fuertemente en todas las áreas de negocios”, dijo la compañía. Las ventas minoristas en línea de Richemont aumentaron un 14% durante el año a 2,65 mil millones euros. Eso es el 19% de las ventas totales del grupo y a años luz por delante del promedio de la industria relojera suiza que está entre 2% y 5% de las ventas totales.

Pero, mientras que las ventas en línea de Richemont han aumentado, también lo hacen las pérdidas. La división de venta en línea de Richemont tiene unas pérdidas de 241 millones de euros. La compañía cita una serie de factores, entre ellos la dura competencia de precios en YOOX; aumento del gasto en comunicación; inversiones continuas en TI en Mr. Porter y NAP; cierre temporal de centros de distribución de comercio electrónico debido a la Covid-19 y costos para la expansión internacional de Watchfinder. 

Tienda Cartier perteneciente al grupo Richemont.

Para Igormó estas inversiones a futuro no son pérdidas. Vemos el marketing en línea como un elemento clave de eso. Después de haber comenzado a comprar en línea, estos compradores de internet tienden a convertirse en buenos clientes de la marca. En momentos en que el tráfico de turistas se ve afectado por las preocupaciones sobre el virus, las compras por internet han demostrado ser una vía clave y seguirá siendo clave para el de cualquier negocio.

Pero empieza a verse una pequeña luz al fondo del túnel. A mediados de mayo, las fábricas de Richemont estaban reabriendo. La fabricación está al 40% de su capacidad. A nivel mundial, solo el 40% de las tiendas minoristas de la red de distribución de Richemont (sus boutiques y los concesionarios oficiales) estaban abiertas. Un punto brillante es China, el segundo mejor mercado de Richemont. “Desde que abrieron nuestras 462 tiendas en China, hemos visto una fuerte demanda”, dijo Lambert. Pero nadie en Richemont está haciendo predicciones para el futuro.

Una mirada al futuro…

“Habrá vientos en contra, quizás los próximos 12, 24 o 36 meses tengan graves consecuencias económicas. Ha sido una catástrofe global, nadie puede decir cuándo veremos normalizar la actividad económica.

Estamos experimentando tiempos sin precedentes con graves interrupciones en todo el mundo al mismo tiempo. El cierre de nuestros puntos de venta, las actitudes cambiantes hacia el consumo y el moderado sentimiento del consumidor pesarán en los resultados de este año. Es imposible hacer predicciones significativas en este momento”, recalcó Johann Rupert, presidente del grupo Richemont.

¿Algo qué comentar? No te cortes, únete a nuestra conversación.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE: Igor Librero Almodóvar FINALIDAD PRINCIPAL: Envío de mis artículos del blog, novedades, así como el aviso de nuevas actividades de carácter comercial. LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado. DESTINATARIOS: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas. INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal.