Seiko Prospex Tuna SRPE29K1

Si buscas un reloj de buceo barato, Seiko no es una de las alternativas, es sin duda, tu opción. Son muchos los relojes estilo buceo baratos que vas a encontrar en el mercado, pero todos ellos ceden funcionalidad por estética. Todos menos Seiko, relojes de estilo único y verdaderos relojes diver´s.

En esta ocasión, Seiko ha decidido domesticar su famoso Seiko Tuna, un referente en el sector de los relojes de buceo, haciendo del nuevo Seiko Prospex Street Series Urban Tuna, un reloj tan versátil en las calles de New York como en el fondo del océano Pacífico.

Seiko es una casa relojera que históricamente ha aportado mucho a la industria relojera. No sólo desarrolló e implementó nuevas tecnologías y calibres que revolucionaron la industria (sirva como ejemplo remontarnos a la navidad de 1969 para encontrarnos con el primer reloj de pulsera de cuarzo, el Seiko Astron. Un reloj que le jugó una muy mala pasada a la industria relojera suiza). Seiko además introdujo relojes con diseños únicos que venían a satisfacer necesidades técnicas específicas y que con el tiempo se convirtieron en relojes emblemáticos.

Tal es el caso del Seiko referencia 6159-7010 de 1975: el primer Tuna que tenía una estanqueidad de 600mts y fue desarrollado como respuesta a la carta que un buzo de saturación japonés envió a Seiko en 1968, comentando que estaba teniendo problemas con sus relojes de buceo por la filtración de helio.

Seiko Tuna 6159-7010

Seiko referencia 6159-7010, el primer Tuna presentado en 1975.

A Seiko le tomó 7 años y el desarrollo de más de 20 patentes llegar a ese primer modelo del Tuna: Un verdadero reloj herramienta que contaba con un enorme diámetro de caja de 51 mm y que no tardó mucho en recibir el apodo de “Tuna Can” por su tamaño y diseño que recuerda a la forma de una lata de atún.

Indudablemente inspirado por aquel diver de 1975 que con el tiempo se ha convirtido en una pieza de culto, Seiko presentó en el 2020 una nueva colección dentro de su línea Seiko Prospex, incluyendo modelos renovados del Tuna, que conservan ese diseño característico pero en un tamaño mucho más contenido.

Relojes aptos para prácticamente todo tipo de muñecas, con una paleta de colores más contemporánea y, eso sí, sin sacrificar sus capacidades de hermeticidad y cumpliendo con las características técnicas que todo reloj de buceo certificado debe tener.  

Digamos que esta pieza de Seiko viene a poner a disposición de un rango más amplio de muñecas, un diseño emblemático en una presentación más versaltil para el uso en el día a día, pero sin perjuicio de la personalidad robusta y las especificaciones propias de un diver como el Tuna.  ¡Vamos a conocerlo más de cerca!

Seiko Prospex Street Series Urban Safari Tuna Ref SRPE29K1.

Seiko Prospex Tuna SRPE29K1

El Seiko Prospex Street Series Urban Safari Tuna ref SRPE29K1, está construido en acero inoxidable pero cuenta con un recubrimiento de tonalidad gris plomo que le aporta mayor dureza frente a los arañazos.

El Seiko Tuna siempre fue un reloj de grandes dimensiones. En esta nueva versión nos encontramos con un reloj de dimensiones más comedidas, algo que me ha sorprendindo.

El diámetro de la caja es de 43 mm. Sí, lo sé, parece mucho, pero créeme que se lleva igual que uno de menor tamaño, porque la magia detrás de la usabilidad de este reloj está en la distancia de asa a asa o lug to lug (como le dicen los angloparlantes) que es de… ¡apenas 44 mm!. Más chica inclusive que la distancia de asa a asa que encontramos en relojes de caja de 38 mm, como es el caso del Hamilton Khaki Field Mechanical y el Seagull 1963, dos piezas caracterizadas por su tamaño y versatilidad.

Encontrar estas dimensiones en un Seiko Tuna es bastante sorprendente, sobre todo si tenemos en cuenta que estamos hablando de un reloj que históricamente fue siempre enorme.

El grosor también es bastante contenido, considerando el tipo de reloj: nos encontramos con apenas 13 mm de alto.   

La distancia entre asas es de 20 mm, una medida estándar que nos va a permitir ponerle una amplia variedad de correas; aunque sinceramente, no sé si le cambiaría la correa de silicona que trae, porque me parece que no sólo le va bien desde lo estético, sino que además cumple su objetivo desde lo funcionalidad y, sobre todo, desde la comodidad: ¡la suavidad que tiene al tacto es impresionante! Pero te voy a hablar específicamente de ella más adelante.

Dentro de este reloj nos encontramos con el movimiento automático Seiko calibre 4R36, un movimiento que se ha convertido verdaderamente en el caballito de batalla de Seiko en varias líneas de sus colecciones, no sólo por ser confiable, sino porque además, en cuanto a especificaciones técnicas viene muy completito: tiene 41 horas de reserva de marcha, complicación de día y fecha y capacidad de remonte manual y parada de segundero.

Es un calibre robusto que evoluciona de aquellos populares Seiko calibre 7S36 que montaban los clásicos Seiko 5 y, por supuesto, los icónicos Seiko divers SKX. Como tal, es una máquina que se limita a hacer su trabajo, pero que lo hace bien. No cuenta con una arquitectura estéticamente lujosas o maravillosos detalles estéticos, por lo que Seiko tomó la determinación, para mí apropiada, de cubrirlo con una tapa trasera ciega enroscada, que incluye otro aspecto que es un clásico en el mundillo de los divers de Seiko: el grabado de la gran ola a la que estamos tan acostumbrados y que, personalmente, me da siempre mucho gusto ver.

Seiko Prospex Tuna SRPE29K1

Gracias a esta tapa trasera y a la corona, que también va enroscada, este reloj de buceo logra una resistencia al agua de 200 metros, como podemos ver indicado en la esfera, que además nos denota con la inscripción Diver’s 200m que se trata de una pieza que cumple con las condiciones establecidas por ISO para los relojes de buceo.

Seiko Prospex Tuna SRPE29K1 esfera

El cristal es la mayor queja que tengo en relación a este reloj. Un cristal que no es de zafiro, sino de Hardlex, el cristal mineral endurecido de Seiko que, si bien cumple su función, no llega a tener la misma resistencia frente a los arañazos que el cristal de zafiro.

Curiosamente, el insert del bisel de este mini Tuna también está recubierto en cristal hardlex… y viene con un truco bajo la manga del que en un momento te voy a hablar.

Calidades del Seiko Prospex Street Series Urban Tuna Ref SRPE29K1.

Con solo manipular el reloj nos damos cuenta de que se trata de una pieza compacta y robusta. En los costados, donde nos encontramos con esa coraza tan característica del Tuna, tiene un acabado ligeramente cepillado. Esa es la terminación que en líneas generales encontramos en la mayor parte del reloj, incluso en las agujas, donde es más pronunciado y permite mejorar la legibilidad en el juego con la luz.

Seiko Prospex Tuna SRPE29K1 lateral

Un detalle que me llamó mucho la atención en este Seiko Prospex Tuna, es que sobre los cortes de la coraza de la caja que están hechos para permitirnos operar el bisel, la superficie tiene acabados pulidos con una gran reflectividad: tanto es así que hasta se puede ver como el bisel se refleja en ella.

Seiko Prospex Tuna SRPE29K1 bisel

Esfera del Seiko Prospex Tuna SRPE29K1.

La esfera de color caqui cuenta con unos índices aplicados a tono que, al igual que las agujas, llevan una generosa cantidad de pasta luminosa que más adelante vamos a ver en acción. Destaco además el detalle del color de los discos del día y la fecha que están en un fondo negro, a tono con el resto de la paleta de colores de este mini Tuna. Ese es un detalle que no siempre Seiko tiene presente, pero afortunadamente en este caso sí.

Lume del Seiko Prospex Tuna SRPE29K1.

En lo que respecta al Lume, me encontré con una agradable sorpresa: No es novedad que el lumibright de Seiko no defrauda en lo que respecta a visibilidad y durabilidad, pero lo que no resulta para nada común es encontrarlo también en parte del bisel, como en este caso donde vemos que la pasta luminosa está aplicada desde el punto 0 hasta el minuto 20 (que según tengo entendido -desde mis pobres conocimientos sobre buceo- es el periodo de tiempo clave para las paradas de descompresión que deben hacer los buzos cuando ascienden a la superficie).

Seiko Prospex Tuna SRPE29K1 lume

Es cierto, no creo que muchos de nosotros vayamos a usar este reloj para bucear, tal vez algunos ni siquiera para nadar… pero independientemente de eso, el lume en el bisel creo que le suma unos cuantos puntos al atractivo de la pieza. Es algo así como el truco secreto que se revela en la oscuridad.

Otra curiosidad es que no se trata del clásico el lume verde al que estamos acostumbrados, sino que tiene una tonalidad más bien celeste.

Para que tengamos una idea de qué tan luminoso es, lo comparé con el diver de mi colección que mejor lume tiene: el Orient Star. Y si bien el lume del Orient Star es un poquito más vibrante -sobre todo cuando lo vemos en persona- el Seiko hace honor a esa bien ganada reputación y no se queda atrás en el apartado de la luminosidad.

Seiko Prospex Tuna SRPE29K1
Seiko Prospex Tuna SRPE29K1 lume

Bisel del Seiko Prospex Tuna SRPE29K1.

El bisel es de 120 clicks y, si bien tiene algo de juego, la acción es bastante firme y se alinea con el índice de las 12, una cuestión con la que se le suele pegar bastante a Seiko con varios de sus modelos pero que, esta vez, afortunadamente no defrauda.

Seiko Prospex Tuna SRPE29K1 bisel

Correa del Seiko Prospex Tuna SRPE29K1.

Como te adelanté, hice un apartado especial para hablarte de la correa de silicona, porque es realmente uno de los detalles que más me sorprendió.

Al tacto tiene una suavidad impresionante que la hace muy cómoda de llevar. La parte interna tiene algunos relieves que permiten la entrada de aire para que la piel respire mejor y la textura de la parte externa, con ese acabado rugoso, está muy bien ejecutada y a mi parecer le da a este reloj de buceo un aire más field.

Seiko Prospex Tuna SRPE29K1 correa

El conjunto entre el reloj y la correa se complementa de una manera tal que parece gritarte “¡ponme en tu muñeca y llévame afuera a vivir una aventura!” Tengo la sospecha de que justamente esa es la sensación que Seiko buscaba transmitir con esta pieza… y en mi caso lo logró. Bien jugado Seiko.

Seiko Prospex Tuna SRPE29K1 en la muñeca.

¡Acá es donde está la magia de este mini Tuna!

No soy un tipo con una muñeca grande, sino más bien todo lo contrario, pero lo que logró Seiko con este reloj es que pueda usarse perfectamente en muñecas chicas en las cuales un Tuna de tamaño estándar quedaría enorme. La distancia de asa a asa -lug to lug- de 44 mm es sin dudas el secreto detrás de esta usabilidad.

Seiko Prospex Tuna SRPE29K1 muñeca

La correa de silicona aporta suavidad y buen agarre y la corona a las 4, nos permite doblar la muñeca sin mayores molestias, es la cereza del postre en lo que respecta a lo cómodo que se siente este reloj en la muñeca.

Seiko Prospex Tuna SRPE29K1

Características Técnicas del Seiko Prospex Tuna SRPE29K1.

CAJA

  • Diámetro 43 mm.
  • Espesor 13 mm.
  • Distancia de asa a asa 44 mm.
  • Distancia entre asas y correa 20 mm.
  • Peso 107 gramos.
  • Cristal de Hardlex.
  • Impermeabilidad 200 mts (Certificación ISO Diver´s).
  • Bisel giratorio 120 clicks unidireccional.

MOVIMIENTO

  • Mecánico automático.
  • Calibre Seiko 4R36.
  • Rubíes 24.
  • Parada de segundero.
  • Funciones horarias y doble calendario.
  • Calendario en español e inglés.

CORREA

  • Silicona.
  • Ancho en caja 20 mm.

PRECIO 580 €

Seiko Prospex Tuna SRPE29K1

Mis Conclusiones del Seiko Prospex Tuna SRPE29K1.

Si existe una categoría super saturada dentro del mercado relojero, esa es indudablemente la de los relojes de buceo. Una categoría donde se hace difícil encontrar diseños con personalidad propia que se diferencien de los demás, que aporten algo nuevo, que propongan un estilo distinto… de hecho, te propongo hacer el ejercicio y pensar detenidamente cuántos relojes de buceo que conoces no están más que considerablemente inspirados en otras piezas preexistentes…

No muchos, ¿verdad?

Personalmente creo que el Seiko Tuna es uno de los pocos divers que llegó a ser emblemático no sólo por su historia y la ingeniería detrás de sus specs, sino también -y muy especialmente- porque logró cumplir precisamente con esa difícil consigna: ser diferente.

En el caso de este Seiko Tuna Prospex Urban Safari en particular, más allá de la versatilidad de su tamaño contenido sumado a las exigentes specs propias de un diver certificado, el punto fuerte me parece ciertamente su aspecto.

Seiko Prospex Tuna SRPE29K1 muñeca

Más allá del espíritu de herramienta que tiene por ser un Tuna, lo que prevalece es el atractivo y la usabilidad que le permiten transformarse en un reloj para uso diario: tanto para las aventuras al aire libre, como en los ajetreados días de rutina en la jungla urbana.

Y ahora que ya conoces un poco más el Seiko Prospex Steet Series Urban Tuna, te dejamos un vídeo que hemos preparado, donde podrás contemplar detalles del reloj que son muy difíciles de describir en palabras y que te encantarán.

Si te ha gustado este artículo, ayúdanos compartiéndolo en redes sociales.

¿Algo qué comentar? No te cortes, únete a nuestra conversación.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE: Igor Librero Almodóvar FINALIDAD PRINCIPAL: Envío de mis artículos del blog, novedades, así como el aviso de nuevas actividades de carácter comercial. LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado. DESTINATARIOS: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas. INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal.