Audemars Piguet Code 11.59 Tourbillon

Audemars Piguet amplia la colección Code 11.59 con un nuevo Tourbillon Volante Cronógrafo Automático en edición limitada de 50 piezas. Es la primera vez que Audemars Piguet combina el clásico tourbillon con la modernidad del cronógrafo flyback, la complicación deportiva por excelencia.

En caja de oro blanco de 18 quilates con diseño arquitectónico tridimensional que difumina la línea de separación entre la esfera y el movimiento. El contraste entre los puentes esqueleto rodiados y galvánicos negros hechos de titanio y plata niquelada aporta al modelo profundidad y juego de luz.

Audemars Piguet Code 11.59 Tourbillon.

Tanto el movimiento como los elementos de diseño, que incluyen más de 100 ángulos pulidos a mano, exhiben un meticuloso acabado manual con alternancia de superficies satinadas y arenadas.

Los contadores de cronógrafo en la esfera esquelo situados a las 3 y las 9 horas revelan parte del mecanismo, mientras que a las 6 horas se observa la rotación del tourbillon volante. El realce lacado azul, las agujas de oro blanco azulado y los anillos del cronógrafo le añaden un sutil toque de color, realzado por una pulsera de piel de aligátor azul oscuro cosida a mano.

Una interpretación contemporánea de la tradición.

El cristal de zafiro de doble curvatura integra la geometría del bisel y proporciona una perspectiva maravillosa de la esfera. El fondo visto revela a través de sus puentes esqueleto satinados y arenados parte del calibre Audemars Piguet 2952, el último movimiento automático de la Manufactura, provisto de tourbillon volante y cronógrafo flyback. La masa oscilante esqueleto de oro rosa de 22 quilates rodinado combina con el color de los puentes y la caja.

Audemars Piguet Code 11.59 Tourbillon.

Audemars Piguet y el desafío de los relojes de pulsera con tourbillon.

El Code 11.59 by Audemars Piguet Tourbillon Volante Cronógrafo Automático prosigue la historia de la Manufactura en el desarrollo de los relojes de pulsera con tourbillon. El tourbillon fue inventado por Abraham-Louis Breguet en 1801. Desde entonces hasta hoy, se ha mantenido como símbolo de la excelencia y el arte de la relojería, puesto que solo unos pocos relojeros disponen de la formación necesaria para alumbrarlo.

A principios de los años 80, Georges Golay, director general de Audemars Piguet, planteó a Serge Meylan, un joven constructor que acababa de incorporarse al taller, el reto de dar vida al primer tourbillon automático de la historia de los relojes de pulsera. Se trataba de un desafío considerable, teniendo en cuenta que el movimiento debería alojarse en una caja extraplana de solo 5,3 mm de grosor.

Serge superó el retó, y este tourbillon sigue siendo a día de hoy uno de los más pequeños que existen, con un diámetro de 7,2 mm, además de uno de los más ligeros con un peso de solo 0,123 g. Este reloj de pulsera presentado en 1986 inició un nuevo camino en la relojería de alta gama, al reintroducir este complicado mecanismo del tourbillon.

Audemars Piguet de 1986 primer mecanismo de reloj de pulsera con tourbillon de carga automática.

Audemars Piguet reunió por primera vez el tourbillon y el cronógrafo en 1999 en el reloj de pulsera Jules Audemars Tradition d’Excellence n°1, lanzado en una edición limitada de 20 piezas de platino con tourbillon, cronógrafo y repetición de minutos en un movimiento desarrollado y producido internamente en su totalidad.

En 2003, le siguió el primer movimiento cronógrafo tourbillon de Audemars Piguet, el calibre de cuerda manual Audemars Piguet 2889, incorporado en la colección Royal Oak Ref. 25977. Desde entonces, este movimiento complicado ha ido evolucionando en las distintas colecciones de la Manufactura.

Audemars Piguet Code 11.59 Tourbillon.

El Code 11.59 by Audemars Piguet Tourbillon Volante Cronógrafo Automático es el primer modelo en que Audemars Piguet equipa la combinación con un tourbillon volante, un mecanismo complicado que la Manufactura lanzó por primera vez en 2018 dentro de la colección Royal Oak Concept. Combinando el cronógrafo y el tourbillon volante en su última colección Code 11.59 by Audemars Piguet, la Manufactura sigue proyectando su artesanía hacia el futuro al mismo tiempo que preserva y reinterpreta la tradición.

Audemars Piguet Code 11.59 Tourbillon.

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

Audemars Piguet Code 11.59 Tourbillon Volante Cronógrafo Automático ref 26399BC.OO.D321CR.01

FUNCIONES

Tourbillon volante, cronógrafo flyback, horas, minutos y segundero central.

CAJA

Caja de oro blanco de 18 quilates, 41 mm de diámetreo, doble cristal y fondo de zafiro con tratamiento antirreflejos, hermético hasta 30 metros.

Audemars Piguet Code 11.59 Tourbillon.

ESFERA

Realce lacado azul, esfera esqueleto y agujas de oro blanco de 18 quilates azulado.

CORREA

Correa de piel de aligátor color azul con «escamas grandes cuadradas» cosida a mano con hebilla desplegable AP de oro blanco de 18 quilates.

CALIBRE

  • Calibre de Manufactura referencia 2952 de carga automática.
  • Diámetro: 32.6 mm.
  • Grosor: 9.13 mm.
  • Rubís: 40.
  • Numero de componentes: 479
  • Reserva de marcha: 65 h.
  • Frecuencia del volante: 3 Hz (21.600 alternancias/hora)

PRECIO: 220.000 €

DISPONIBILIDAD: Bajo pedido en Boutiques Audemars Piguet.

Mi opinión...

Sin duda Audemars Piguet está sabiendo dar vida a este modelo Code 11.59, al que recientemente incorporó esferas en atracivos y modernos colores o ahora introduciendo un Tourbillon Chronograph en edición limitada.

La realidad es que será un reloj para unos pocos privilegiados, no solo por el precio sino por la dificultad de conseguir un reloj edición limitada de tan pocas unidades. Por lo que me pregunto… ¿quienes somos nosotros para evaluar un reloj que jamás podremos tener?.

Me agrada ver que en AP hay vida más allá del Royal Oak. Sin duda el nuevo rumbo que está llevando Audemars Piguet se lo está poniendo muy complicado a la competencia.

Por lo que parece este año 2020 es el año de las esferas esqueleto, son muchas las marcas que nos han presentado modelos esqueleto. Una vez más debo estar en las antípodas de la moda, pues a mi no me agradan este tipo de esfera y no lo digo a la ligera, he tenido y vendido el número suficientes de relojes esqueleto para poder tener una opinión clara al respecto.

En pocas palabras, un magnífico reloj envidia de cualquier aficionado a la alta relojería.

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTICULO, AYÚDANOS COMPARTIÉNDOLO EN TUS REDES SOCIALES.

¿Algo qué comentar? No te cortes, únete a nuestra conversación.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE: Igor Librero Almodóvar FINALIDAD PRINCIPAL: Envío de mis artículos del blog, novedades, así como el aviso de nuevas actividades de carácter comercial. LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado. DESTINATARIOS: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas. INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal.