Blancpain Fifty Fathoms cumple 70 años

El reloj Blancpain Fifty Fathoms es sinónimo de lujo y de buceo. Nacido en 1953 fue el primer reloj herramienta de buceo. Un reloj maravilloso en sus primeros años, mal logrado por decisiones erróneas con la crisis del cuarzo en la década de 1970 hasta provocar su retirada de catálogo y recuperado inteligentemente. Este modelo cumple 70 años pero no podremos conocer el Fifty Fathoms sin conocer antes su historia.

Blancpain Fifty Fathoms 70 anniversary

Blancpain Fifty Fathoms 70 anniversary del año 2023.

HISTORIA DEL BLANCPAIN FIFTY FATHOMS

Al término de la primera guerra mundial los mandos de los ejércitos americano, pero sobre todo inglés y francés, estimaron que debían mejorar las herramientas a usar por los soldados. Entre ellas como elemento fundamental los relojes, motivo por el cual, desde inicios de 1920 las prestaciones exigidas a las casas relojeras en relojes de dotación militar aumentaron sobre todo en resistencia e impermeabilidad.

A esta demanda de relojes más precisos, robustos e impermeables se unieron exploradores, buceadores, entrenadores deportivos y profesionales como médicos o ingenieros. Por lo que desde finales de la década de 1920 empezamos a tener relojes considerablemente más herméticos y robustos como los Rolex Oyster.

La segunda guerra mundial cambió el escenario de las batallas pasando a ser cruciales los aviones y los submarinos. Si bien los relojes usados por soldados de tierra y pilotos habían mejorado considerablemente, los buzos seguían sin tener un reloj hermético que les ayudara en su labor.

En 1926 Rolex con el modelo Oyster nos enseño el camino de como fabricar relojes resistentes al agua, camino que siguieron otras marcas como Panerai con el Radiomir en 1936 u Omega con el Seamaster en 1948. Sin embarga ninguno de ellos eran relojes actos para el buceo profesional.

Esto motivó que en 1950 por orden de la marina francesa, el capitán Robert Maloubier y el teniente Claude Riffaud, mandos de la recién formada unidad francesa de nadadores de combate, establecieran las especificaciones técnicas de un reloj de inmersión acorde a las misiones acuáticas.

Robert Maloubier

Capitan Robert Maloubier.

Dicho reloj debía ser visible en la oscuridad, de fácil lectura y hermético al menos 50 brazas náuticas que corresponden a 91.44 metros, máxima resistencia de los tanques de oxígeno en esa época.

En base a estas especificaciones y nacido de una necesidad, en 1953 Blancpain presentó el modelo Fifty Fathoms, considerado como primer reloj de buceo. Unos meses más tarde, Rolex presentaba el modelo Submariner ref 6200, un reloj hermético 100 metros que a pesar de no haber sido el primer reloj de buceo, destacó sobre el resto dando nombre a este estilo de relojes, los relojes de submarinismo.

Si te interesa conocer un poco más la historia del mítico Rolex Submariner, te invito a leer nuestro artículo en el cual hacíamos un repaso bastante completo a la historia del Rolex Submariner.

Como dije en el artículo sobre la historia del Rolex Submariner, no creo que Rolex copiara el trabajo realizado por Blancpain, más bien creo que desarrollaron trabajos paralelos dando la coincidencia de presentarlos al mismo tiempo, pero bajo mi punto de vista, ambos proyectos son totalmente distintos y personales.

Un factor importante en el mundo de la relojería es el nombre del modelo. Algunas veces tan solo por el nombre se tiene grandes posibilidades de triunfar o fracasar. Fifty Fathoms proviene de la profundidad o resistencia al agua que el reloj tenía expresada en brazas, siendo que cada braza corresponde a 1.8288 metros.

Si bien es cierto que la braza no es una unidad reconocida por el sistema métrico internacional, si podemos decir que es la medida de profundidad más usada en el campo de la marina sobre todo en países angloparlantes.

Blancpain Fifty Fathoms de 1953

Blancpain Fifty Fathoms de 1953.

El Blancpain Fifty Fathoms de 1953 era un reloj con movimiento mecánico automático, corona con doble sellado, manecillas luminiscentes las cuales destacaban sobre la esfera negra, antimagnético y con bisel giratorio unidireccional, lo que realmente resultó una innovación, ya que permitía poder calcular los tiempos de inmersión de una forma simple y de fácil lectura bajo el agua sin miedo a errores.

Artífice del desarrollo del Fifty Fathoms fue sin duda Jean-Jacques Fiechter, nacido en Alejandría (Egipto) en 1927 que desde 1950 hasta 1980 asumió la dirección ejecutiva primero y presidencia más tarde de Blancpain.

Jean-Jacques Fiechter

Jean-Jacques Fiechter presidente de Blancpain.

A la muerte de Frédéric-Emile Blancpain en 1932, su única heredera Berthe-Nellie Blancpain, la cual odiaba la relojería, no quiso continuar con el legado familiar por lo que vendió la casa relojera a Betty Fiecher y a André Léal jefa de fábrica y jefe de ventas en Blancpain.

Al no haber en la junta de administración ninguna persona de la familia Blancpain, por la ley suiza se vieron obligados a cambiar la razón social pasando a llamarse Rayville SA, sucesores de Blancpain.

Rayville Blancpain

Betty Fiecher fue un personaje realmente carismático, una mujer de gran personalidad y avanzada a su tiempo. Como copropietaria y miembro de la junta de administración de Blancpain, supo hacerse un hueco pero sobre todo, obtener el respeto del sector relojero, un sector dominado por hombres.

Jean-Jacques Fiechter fue nombrado en 1950 por su tía Betty director ejecutivo de Blancpain. Jean-Jacques era un apasionado del buceo y pertenecía al club Alpin Sous-Marin ubicado en el sur de Francia. Conociendo del concurso de la armada francesa y sabiendo personalmente de la importancia que tenía para los buceadores el contar con una herramienta que midiera el tiempo de inversión, pues una vez se le acabó el oxígeno de la bombona y las pasó un mal rato hasta llegar a la superficie, ordenó trabajar en el desarrollo de un reloj específico para buceadores.

Guiado por su propia experiencia, empezó a trabajar en las especificaciones que debería cumplir un reloj dedicado al buceo: perfecta hermeticidad, caja antimagnética, movimiento automático, agujas e índices luminiscentes que contrasten en una esfera oscura, y un bisel giratorio seguro donde leer el tiempo de inmersión.

Para mejorar la resistencia al agua, los ingenieros de Blancpain concibieron un sistema de corona de doble sellado para proteger el reloj del agua en caso de que se tirara accidentalmente de la corona durante una inmersión. La presencia de la segunda junta tórica garantizaba la estanqueidad del reloj. 

Para garantizar aún más la impermeabilidad, Fiechter determinó que el reloj debía ser automático, esto minimizaría el desgaste del sistema de sellado en la corona al no tener que darle cuerda. A fin de ayudar en la sincronización de los relojes antes de las inmersiones o misiones militares, se incorporó un mecanismo que detenía el segundero al extraer la corona.

Blancpain Fifty Fathoms patente cierre

Blancpain Fifty Fathoms patente cierre caja.

Otra área de mejora fue el sellado del fondo de caja. Este había sido un problema recurrente con otros sistemas preexistentes porque la junta tórica que se usaba para sellar el fondo de la caja podía torcerse cuando se atornillaba el fondo a la caja. Para eliminar este riesgo, Blancpain inventó un canal en el que se insertaría la junta tórica y se mantendría en su posición mediante un disco metálico adicional.

Se utilizó una caja interior de hierro que envolvía el movimiento como un escudo para protegerlo del magnetismo. El movimiento elegido fue el calibre A. Schild AS 1361N de cuerda automática modificado, el cual trabaja a 18.000 A/h con una reserva de marcha de 38 horas.

Otra característica ingeniosa fue el bisel giratorio. Al inicio de la inmersión, tan solo debería girarse el bisel haciendo coincidir el indicador del bisel frente a la aguja minutera y el tiempo transcurrido podía ser leído directamente en el bisel. 

Blancpain Fifty Fathoms bisel

Para evitar que el bisel se moviera de forma accidental, Blancpain ideó un mecanismo de bloqueo especial el cual requiere que el usuario presione el bisel hacia abajo antes de comenzar a girarlo para cronometrar la inmersión.

En 1953 Blancpain entregó una unidad de pruebas del Fifty Fathoms a la marina francesa, el cual cumplió brillantemente ante las pruebas realizadas por el capitán Maloubie convirtiendose en reloj de dotación para el equipo de buzos de combate de la armada francesa.

Robert Maloubie y Blancpain Fifty Fathoms

Capitan Robert Maloubie con un Blancpain Fifty Fathoms.

Sin embargo llegar a ser reloj de dotación de la marina de los Estados Unidos fue algo más complicado. A consecuencia de la Ley Buy americana, los aranceles aplicados a los relojes fabricados fuera de EEUU eran del 25%.

Para salvar este obstáculo Blancpain confió en Allen Tornek distribuidor de la marca en EEUU. Tornek creó un laboratorio de pruebas en territorio americano donde sometía todos y cada uno de los relojes a unas duras pruebas que certificaba, saltándose de esta forma legal la Ley Buy.

Por otro lado, acorde a las especificaciones de la marina americana de 1955, no se podía establecer como reloj de dotación militar un modelo que tuvieran otras marinas militares.  Esta misma Ley establecía como requisito “Un indicador de humedad debe sujetarse de manera segura al dial en un lugar visible. La rotación libre de las manecillas no debe verse afectada cuando el indicador está en su lugar”.

Este requisito tenía sentido, ya que en el ámbito militar, los relojes son parte de la dotación asignada, el cual, al finalizar su misión debe ser entregada. Por lo tanto, dado que un buzo probablemente usaría un reloj diferente en cada inmersión, no tendría idea de si alguien había usado mal el reloj antes. 

Fiechter tuvo una idea brillante para resolver este problema modificando así ligeramente el modelo Fifty Fathoms de tal forma que ya no era el mismo reloj que usaba la marina francesa.

Blancpain Fifty Fathoms MIL-SPEC 1

Blancpain Fifty Fathoms MIL-SPEC 1 de 1957.

Incorporó en la esfera encima de las 6 un pequeño disco bicolor azul pálido en una mitad y rojo en la otra. En el supuesto que le entrara humedad al reloj, la parte azul del disco cambiaría a color rojo. Por lo tanto, cuando a un buzo se le entregaba un reloj para una misión, si el color azul se veía bien en el disco, podría usar el reloj con la confianza de que no se había comprometido antes.

Blancpain Fifty Fathoms Milspec

Blancpain logró el contrato y el Fifty Fathoms MIL-SPEC 1 fue adoptado por los Navy Seals de los Estados Unidos, cuerpo de buceo de élite de los Estados Unidos, así como por las armadas de otros países. 

En la década de 1950 el Blancpain Fifty Fathoms fue todo un éxito, un reloj usado no solo por buzos de la marina americana y francesa a la que también se uniría la armada alemana, sino también por buceadores aficionados y hasta por el mismo Jacques-Yves Cousteau y su equipo.

En la década de 1960 se empezó a comprender que el radio que se usaba en las agujas de los relojes para hacerlas legibles en la oscuridad era altamente radiactivo y perjudicial para el ser humano, motivo por el cual la legislación de muchos países lo prohibió.

En 1965 Blancpain sustituyó el radio por tritio, un material a priori no perjudicial presentando el que para mí es el más mítico y probablemente buscado modelo del Fifty Fathoms, la versión no radiactiva para la cual, una vez más, Blancpain recurrió a un circulo identificativo del modelo encima de las 6.

Blancpain Fifty Fathoms No Radiations

Blancpain Fifty Fathoms No Radiations de 1965.

Una de las cosas que más valoro a nivel empresarial es ser fiel a una idea. Esto que vemos perfectamente en Rolex o Patek, por desgracia no lo percibo en Blancpain y al igual que Groucho Marx, Blancpain nos comunica que este es mi Fifty Fathoms y si no te gusta tengo otros.

Se presentaron modelos en 35 y 37 mm, tamaños sin duda más acordes a la realidad de finales de los 60, le incorporaron calendario y en la nefasta década de 1970 de la cual algún día deberíamos preguntarnos porque todas las casas relojeras del mundo se dedicaron a diseñar modelos tan feos cuando Gérald Genta creó tres de los modelos más míticos de la historia relojera, conocimos el Blancpain Fifty Fathoms Bathyscaphe Day Date Barraccuda un reloj setentero que a mí no me dice nada.

Blancpain Fifty Fathoms Bathyscaphe Day Date "Barraccuda"

Blancpain Fifty Fathoms Bathyscaphe Day Date “Barraccuda” de 1973.

Si has leído alguna vez a Mafalda, te sonará la frase “esto no es el acabóse, es el continuóse del empezóse”. Pues bien, en 1961 en Blancpain empezó el continuóse del empezóse. ¿Por qué te digo esto?  Sencillo, ese año Rayville Blancpain se incorporó al mayor grupo relojero suizo por aquél entonces, el grupo SSIH (Société Suisse pour l’Industrie Horlogère), grupo en el cual estaban Tissot, Lemania y Omega.

Esto sin duda impulsó a Blancpain hasta inicios de los 70, pero los 70 trajeron mucho dolor al sector relojero, una recesión mundial provocada por la primera crisis del petróleo de 1973 y por la crisis del petróleo de los Ayatallahs de 1979, la caída del dólar en los mercados y la invención por parte de Seiko del reloj de cuarzo. Esto provocó la desaparición de gran parte de la industria relojera suiza.

La crisis del cuarzo en el sector relojero obligó a Jean-Jacques Fiechter a dimitir y la estrategia de la SSIH al igual que hizo con Oris y otras marcas del grupo fue la de renunciar a los relojes mecánicos, descontinuar el Fifty Fathoms y apostar el todo o nada en la fabricación de relojes de cuarzo, movimiento totalmente desconocido para las empresas suizas.

Siempre he pensado que cuando tu estrategia es ir siguiendo las tendencias en lugar de las ideas, lo más probable es que no funcione y así pasó con Blancpain que en 1982 tuvo que ser vendida a Frederic Piguet.

De esa venta vino la salvación Blancpain.  El destino una vez más resultó ser un gran aliado. La presencia de Jean-Claude Biver el que a día de hoy podemos decir sin lugar a equivocos ha resultado ser un visionario en el sector relojero, tubo muy claro desde el princicio que debe se un reloj suizo de lujo, por lo que hizo que Rayville Blancpain se transformase en Blancpain S.A. y que volviera a producir relojes de lujo mecánicos. Pocos años más tarde, el todo poderoso Grupo Swatch de Nicolas Hayek se hizo con Blancpain.

En 1997 ya perteneciendo al grupo Swatch y bajo la dirección de Mark Hayek, Blancpain reedito el modelo Fifty Fathoms pero carente de su esencia inicial, un reloj de submarinismo reconvertido en una trilogía sin sentido de aire (Air Command), tierra (GMT) y agua (Fifty Fathoms aunque ahora ya no en 50 brazas, sino en 300 metros).

Blancpain Fifty Fathoms 50 anniversary

Blancpain Fifty Fathoms 50Th anniversary de 2003.

En 2003 coincidiendo con el 50 aniversario de su lanzamiento (ficticio pues estuvo muchos años descatalogado), Blancpain presentó el Fifty Fathoms 50 anniversary un reloj moderno de acero en 40 mm de diámetro, WR 300 mts, bisel de zafiro (no había llegado todavía la moda de la cerámica), esta vez con calendario, protectores de corona y calibre 1151 de Frederic Piguet de 96 horas de reserva de marcha.

Blancpain Calibre 1315

Blancpain calibre 1315.

Desde 2007 Blancpain empezó nuevamente a prestar atención al FF con el lanzamiento de Fifty Fathoms 5015. En primer lugar apostando por calibres propios con el calibre Blancpain 1315 manufacturado internamente, un movimiento con triple barrilete y 5 días de reserva de marcha. En segundo lugar con una estética más acorde a un reloj de buzo y en tercer lugar apostando por la sencillez y legibilidad.

Blancpain Fifty Fathoms 5015

Blancpain Fifty Fathoms 5015 12B40 O52A.

Un reloj que hasta hoy es el modelo más depandado y para mí el más bonito de la colección y como todo lo que funciona, lo han intentado explotar hasta la sacidad añadiéndole calendario, cronógrafo, GMT, calendario perpetuo, calendario anual, fase de luna o un maravilloso Tourbillon que seguro es muy útil en tus inmersiones.

En contra, su tamaño de 45 mm acorde sin duda a la tendencia relojera de 2007 con esos Panerai y Hublot Big King de tamaños imponibles de llevar a no ser que tengas la muñeca de Mike Tyson, lo que me demuestra que seguir tendencias o modas pasajeras desgraciadamente está en el ADN de este modelo.

BLANCPAIN FIFTY FATHOMS 70Th ANNIVERSARY

Todo lo anteriormente explicado ha conseguido hacer que el Fifty Fathoms sea considerado por muchos, entre los que me incluyo el arquetipo de un reloj de buceo de lujo.

El Blancpain Fifty Fathoms no vive tan solo de sus logros pasados, los cuales sin duda aportan ese saber hacer y experiencia que te suele dar la madurez. Un modelo que mira al futuro, incorporando la más moderna tecnología relojera y uno de los movimientos más fiables.

El Fifty Fathoms es un modelo que se vende bien, tanto es así que Blancpain no había presentado ningún nuevo FF desde 2003. Aprovechando las celebraciones del 70 aniversario, nos presentan tres nuevas series en 42.3 mm acercandose así al modelo de 1953, frente a los 45 mm que vemos en los modelos de catálogo regular o los 40 mm que nos tenían aconstrumbrados hasta ahora en las ediciones limitadas.

Las nuevas series se producirán en edición limitada a 70 unidades por serie y estarán disponibles tan solo mediante pedido anticipado en la web oficial de la marca desde enero de 2023.

Blancpain Fifty Fathoms 70Th

Cada serie está dedicada a una región del mundo -Asia-Pacífico, América y EMAE (Europa, Oriente Medio y África)- identificables con los números del I al III en la esfera.

Blancpain recurre una vez más a una caja de acero pulido. En el lateral izquierdo del reloj presenta el nombre de la marca. El bisel de acero con recubrimiento de cristal de zafiro abombado presenta las incrustaciones luminiscentes.

Blancpain Fifty Fathoms esfera

La esfera de color negro estilo vintage posee un acabado cepillado rayos de sol, manecillas también estilo vintage la  aguja del segundero presenta un elegante toque en color rojo. Los índices en relieve 3D de color crema con tratamiento luminiscente. Encima del indicador del 6 vemos 70Th Anniversary y la serie a la que pertenece.

BLANCPAIN CALIBRE 1315

Blancpain apuesta para estas tres versiones por el calibre Blancpain 1315, un viejo conocido, ya que este calibre se introdujo en 2007. Si hay algo que podemos destacar del calibre 1315 es su robustez y fiabilidad. Un movimiento que hemos probado y reprobado en muchos de los FF que han pasado por nuestras manos y del cual tan solo podemos hablar bien.

Blancpain Calibre 1315

Un movimiento mecánico automático que trabaja a 4 Hz de triple barrilete y una reserva de marcha de 5 días. La espiral de silicio resiste a los campos electromagnéticos eliminando de esta sencilla forma la necesidad de incorporar una jaula de hierro dulce lo que nos permite contemplar el movimiento y su masa oscilante fabricada en platino lleva grabado Fifty Fathoms 70th con una apertara en el centro, algo muy utilizado en la década de 1950 para flexibilizar el rotor y mejorar así su resistencia a los golpes.

BRAZALETE DEL BLANCPAIN FIFTY FATHOMS 70TH

Siguiendo la tendencia actual, Blancpain apuesta por una correa estilo NATO fabricada de las redes de pesca que se han rescatado del mar. El cierre de hebilla es de acero.

MI OPINIÓN DEL BLANCPAIN FIFTY FATHOMS

2023 sin duda será un año importante para Blancpain, comercializar con éxito un producto durante “70 años” es algo al alcance de muy pocas empresas y por lo menos para mí es sinónimo de respeto y admiración.

Somos muchos los enamorados o por lo menos, a los que nos gusta el Fifty Fathoms. Un reloj que bajo mi punto de vista, representa lo que entiendo por un reloj de buceo de lujo.

Conozco el FF desde 2004 y desde el principio percibí en este modelo algo especial, un toque de elegancia y sencillez que me enamoró a simple vista. Un reloj que tengo en mi colección privada desde 2011 y al cual, cambie la esfera pues no aguanto ver el calendario en este modelo.

He vendido bastantes FF y todos y cada uno de los clientes que los adquirieron me comentan maravillas del reloj, por lo que en este artículo no te he hablado desde las emociones de un amante del modelo, sino desde la experiencia de un vendedor.

Un reloj robusto y fiable, el cual apenas precisa servicio técnico. El mío por ejemplo tiene más de 15 años (lo compré usado) y hasta ahora no lo he llevado a taller aunque sí me lo chequea el relojero y me cambia las juntas una vez al año.

Soy amante de los relojes de brazalete y si son cómodos mucho más. Creo que el brazalete dura (o por lo menos a mí que cuido mucho los relojes) lo mismo que el reloj y si quiero usar una correa de cuero, caucho o nylon, hay opciones en el mercado post compra.

No entiendo muy bien porque Blancpain saca el 70th tan solo con la opción NATO que para mí no es ni la más bonita, ni la más segura ni la más barata de las opciones posibles.

El calibre 1315 es un calibre que conozco bien. Un calibre preciso y robusto del cual has de hacer tan solo una cosa, despreocuparte de el.

Esta versión 70th está disponible tan solo para comprar en la web de Blancpain. Entiendo que comprar un reloj sin verlo no es fácil, que nos lo digan a nosotros que trabajamos solo online, pero si confías en la marca, confías en el producto y además tienes buenas opciones de devolución, esto no debería ser un impedimento para adquirir uno de estas 210 unidades limitadas.

Como siempre te digo, ésta es mi opinión. Pero no te fíes de una sola opinión. Lee más reportajes, accede a más información y por favor, llega a tu propia conclusión. Sé, que en una sociedad sometida a una sobre información es complicado hacerlo, pero el análisis final lo haces tú.

Esta es mi opinión sobre el Blancpain Fifty Fathoms, pero ahora me gustaría conocer la tuya. Déjame tus impresiones en los comentarios.

Blancpain Fifty Fathoms 70th anniversary

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS DEL BLANCPAIN FIFTY FATHOMS 70TH ANNIVERSARY

Referencia 5010A-1130-NABA

Referencia 5010B-1130-NABA

Referencia 5010C-1130-NABA

CAJA

  • Acero inoxidable.
  • Diámetro 42.3 mm.
  • Altura 14.3 mm.
  • WR 300 mts.
  • Bisel de acero recubierto de cristal de zafiro abombado.
  • Cristal de zafiro antireflejante.
  • Fondo de caja atornillado con cristal de zafiro.
  • Corona atornillada con cubre corona.

ESFERA

  • Negra rayos de sol.
  • Números arábigos color crema recubiertos de Super-Luminova.
  • Agujas tipo espada.
  • Calendario entre las 4-5.

CALIBRE

  • Calibre 1315.
  • Mecánico automático.
  • Manufacturado en Blancpain.
  • Reserva de marcha 120 horas.
  • Espiral de silicio.
  • Alternancias 28.800 (4 Hz).
  • 227 componentes.
  • Calendario.
  • Dimensiones 30.6 mm x 5.65 mm
  • Rubís 35.

BRAZALETE

  • Correa estilo NATO fabricada con material reciclado de los mares.
  • Hebilla de acero inoxidable.

Edición Limitada a 210 unidades (70 unidades por región)

PRECIO: 18.850 €

Compra en exclusiva en la web de Blancpain.

  • Pedro

    Fitfty Fathoms es un reloj que me gusta mucho.. Por estética y calidad a la altura de marcas como Patek y por encima de otras como Rolex.
    Pero no es un reloj que veas mucho y no creo que sea por el precio.

    Responder
    • Igor Librero

      Pedro, efectivamente no es un reloj que se vea mucho pero eso en contra de ser malo, diría que es muy positivo para los propietarios de este reloj. Quizas parte de responsabilidad de que no se vea mucho lo tiene la red de distribuición de la marca, ya que son pocas y de alto postín las joyerías que los venden con los pros y muchos contras que eso conlleva.

      Responder
  • Luis García

    Un reloj que tuve y me arrepiento de haber vendido. Enhorabuena por el artículo. Muy bien llevada la historia del modelo y con ese toque personal tuyo entre amante de la relojería y vendedor con experiencia que tanto me gusta al leer tus reviews

    Responder
    • Igor Librero

      Muchas gracias Luis por tus bonitas palabras por mi trabajo.
      Entiendo que estes arrepentido de haberlo vendido, sobre todo porque el precio de este modelo se ha disparado en los últimos 5 años y cada días es más selecto e inacesible.

      Responder
  • Antonio

    Gran reportaje contando la parte de la historia del fifty fathoms que realmente nos interesa a los compradores y dando tu opinión profesional de un reloj como dice Pedro poco visto.

    Responder
  • Antonio

    Un reloj precioso,aunque en mi opinión la correa no está a la altura de la caja. Enhorabuena y gracias por este nuevo artículo extenso y detallado, es todo un placer disfrutar de reportajes así y más si el análisis recae sobre relojes de lujo icónicos.

    Responder
    • Igor Librero

      Gracias Antonio por tu comentario.
      Para mí personalmente, como digo en al final del artículo en MI OPINIÓN, la elección de la correa no está a la altura del reloj, por lo que coincido contigo en este tema. Un reloj maravilloso y mítico que se merece algo más que una NATO que puede ir incluida en el pack como extra, pero nunca como primera y única opción.
      Gracias por disfrutar de nuestro trabajo, y sobre todo por tu gran aporte en este comentario

      Responder
  • José García

    Gran artículo para un gran reloj. Como dices el fifty fathoms actualmente tiene demasiados modelos en su colección, pero reconozcamos que es un gran reloj.

    Responder

¿Algo qué comentar? No te cortes, únete a nuestra conversación.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

RESPONSABLE: Igor Librero Almodóvar FINALIDAD PRINCIPAL: Envío de mis artículos del blog, novedades, así como el aviso de nuevas actividades de carácter comercial. LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado. DESTINATARIOS: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas. INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal.