Breitling Navitimer 8 Chronograph

Presentado en 2018, el Breitling Navitimer 8 fue el primer proyecto de Georges Kern como director general de Breitling, donde se incorporó en julio de 2017, procedente de la dirección del grupo Richemont.

A la vista de los modelos presentados por Breitling desde la incorporación de su nuevo CEO, por el momento no tengo muy claro el estilo que busca actualmente la marca. Lo que sí puedo percibir, son ciertas referencias históricas en los nuevos modelos, concretamente de un periodo muy fructífero que tuvo Breitling bajo la presidencia de Willy Breitling, el cual dirigió la compañía entre 1932 y 1979.

Willy Breitling, CEO de Breitling de 1932 a 1979.

Willy Breitling, a los 19 años, tuvo que hacerse cargo de la compañía fundada por su abuelo Leon Breitling. Willy asumió el control de una empresa de gran éxito. La compañía tenía en catálogo 40 modelos cronógrafos que se vendían muy bien.

Los cronógrafos de inicios de los años 30, solo tenían un pulsador. Lo que limitaba el funcionamiento al iniciar y detener el cronógrafo, ya que después de eso, tenías que reiniciarlo. Bajo la dirección de Willy, Breitling desarrolló el primer cronógrafo con dos pulsadores que no hacía necesario reiniciar el contador una vez parado. Solicitaron la patente en 1934.

Publicidad Breitling 1934. Primer cronógrafo de 2 pulsadores.

En 1936, presentó un cronógrafo especialmente diseñado para pilotos. Tenía una esfera negra con números y agujas luminiscentes. Podría considerarse el inicio de Breitling en la aviación.

En 1938, consciente de las estrictas directrices que se requerían para los instrumentos utilizados en aviones militares y civiles y debido al éxito de sus nuevos modelos, Willy Breitling impulsó dentro de la marca, el Departamento de Aviación de Huit

“Huit”, en francés significa número ocho. Se eligió este nombre, porque reflejaba la reserva de marcha de ocho días que tenían los relojes y otros instrumentos producidos por Breitling para el tablero de los aviones.

Publicidad Breitling 1940. Presentación del modelo 768.

El Departamento de Aviación de Huit, desarrolló los relojes de piloto más avanzados del mundo, siendo un referente tan claro, que muchos aviones utilizaban relojes Breitling. Y como al talento y al esfuerzo, debemos agregarle un poco de suerte, la segunda guerra mundial, fue el empujón financiero que necesitó Breitling, al ser elegido proveedor oficial de la Royal Air Force británica para sus aviones de combate.

Y del mítico Departamento de Aviación de Huit, proviene el nombre que Breitling ha elegido para la nueva colección Navitimer 8.

Breitling modelo 768.

Para el diseño del Navitimer 8, Breitling se inspiró en una serie de relojes que fabricaba en los años 40, basándose sobre todo en la caja del modelo 768, el cual, para mi gusto, tiene una línea redondeada y elegante, con una esfera limpia y las agujas y números árabes de fácil lectura.

Breitling modelo 768.

Cuando hablamos de Navitimer, hablamos de palabras mayores, un nombre a respetar, una institución en la relojería y para mi gusto, el niño bonito de Breitling. Por eso hay que ser muy cuidadoso cuando incorporamos nuevos elementos a la amplia familia Navitimer. Navitimer, un reloj que desde 1952 es obligado para cualquiera que se considere piloto. Hasta hoy es el reloj oficial de la AOPA, el grupo de pilotos más grande de mundo. El modelo en producción continua más antiguo. Sin duda, alguien al que hay que tratar de usted. 

En sus orígenes, los datos de navegación que facilitaba el modelo Navitimer a los pilotos eran imprescindibles. Su bisel, una versión en miniatura de la regla de cálculo E6B, fue el primer ordenador de vuelo. Hoy en día son un juguete de niños comparado con los ordenadores de vuelo que incorporan los aviones modernos. Pero como los relojes de piloto son muy atractivos, siguen siendo muy demandados.

Breitling andaba últimamente un poco en su mundo, haciendo lo que le gustaba. Magníficos relojes de un estilo muy personal, estéticas maravillosas, pero en cuestión de tamaños, a no ser que tuvieras la muñeca de Mike Tyson son muy complicados de llevar por simples mortales. La llegada del nuevo CEO parece que les ha permitido hacer alguna que otra reflexión.

La nueva gama Navitimer 8 con tamaños de 41 a 43 mm los hace ponibles sin perder su ADN de marca en diseño y prestaciones. El hecho que la nueva familia Navitimer 8 tenga tantos miembros, revela que Breitling apuesta por esta nueva línea de trabajo.

Yo no soy una persona corpulenta y para mi muñeca de 16.5 cm, las cajas de 41 mm es el tope para sentirme cómodo llevando un reloj. Que la caja de este Navitimer 8 chronograph sea 2 mm más grande de lo que yo necesito y que su altura sea 14.17 mm, me hace no sentirlo como un guante. Imagino que personas de más de 1.80 de altura, no tendrán este problema.

Caja

Breitling Navitimer 8 Cronógrafo A133314101.

  • Diámetro 43 mm.
  • Altura 14.17 mm.
  • Peso 200 gramos.
  • Impermeabilidad 100 mts.
  • Corona atornillada.
  • Cristal de zafiro antirreflejo.

La caja de acero está pulida en mate, esto le confiere un aire deportivo al conjunto. Unas líneas muy redondeadas en las asas, con una buena integración de la caja y el brazalete.

Bisel de acero bidireccional con 63 rebordes que te ayudaran a tener un mejor agarre.

Breitling Navitimer 8 Cronógrafo tapa trasera.

Esfera

Breitling Navitimer 8 Cronógrafo tiene dos esferas, negra y azul las cuales combina con brazalete o piel.

Esfera limpia y de fácil lectura. Números arábicos con el encanto de los años 40. Doble calendario, día de la semana y del mes. En el contador del segundero, solo tenemos como referencia el 45, por lo que no es de fácil lectura.

Tenemos dos colores de esfera, una negra que más bien tira a un gris antracita la cual me encanta, y un azul solei más bonita todavía.

Esfera azul solei Breitling Navitimer 8.

Brazalete

Breitling Navitimer 8 con brazalete o correa de piel.

El brazalete es metálico de acero pulido en mate. Para mi gusto este tipo de pulido, le hace más deportivo y resistente a los pequeños arañazos del día a día. Tiene una medida de 23 mm en su ajuste en caja y 20 mm en el ajuste al cierre. El cuerpo está compuesto por 3 piezas siendo la central de mayor tamaño. Para poder poner o quitar un eslabón, debemos quitar 2 tornillos de cabeza plana medida 1.2 mm. El sistema es sencillo y rápido.

La correa de piel de becerro, está disponible en negro o en marrón oscuro. El cierre es de hebilla. La correa se ajusta perfectamente a la nuñeca y muy resistente al agua.

Breitling Navitimer 8 cierre.

El cierre es deployante de acero pulido en mate con un sistema de seguridad para evitar aperturas. En los laterales del cierre lleva cuatro posiciones para poder ajustar el largo a nuestra medida. El ajuste es rápido y fácil, aunque precisarás de un punzón para hacerlo sin arañar el cierre.

Calibre

Calibre Breitling B13.

El calibre Breitling 13, se basa en el movimiento ETA Valjoux 7750 con algunas modificaciones. Es un cronógrafo automático con calendario. Calibre también usado por Breitling en los modelos Chronomat y en los Old Navitimer.

La diferencia entre los calibres de Breitling 13 y 17, es que el 13 carga en un solo sentido, lo que permite al rotor girar libremente en sentido contrario. Lo malo de este sistema es que es algo ruidoso cuando lo estamos usando.

Es un calibre muy preciso. Breitling ha personalizado este calibre sustituyendo del modelo base Valjoux 7750 la rueda del cronógrafo (37 var), el espiral, el barrilete completo, el escape y lo que para nosotros es más importante, la rueda inversora (43 var) por otros de mejor calidad. El ajuste final del movimiento es realizado en los talleres de Breitling para cumplir con el certificado COSC.

Los movimientos Valjoux 7750, hasta el año 1993 usaban 17 rubís. Actualmente usan 25 rubís, los cuales han sido agregados al cronógrafo para aumentar la durabilidad del material.

También mejoró la estética de estos calibres. Los que montaban antiguamente Breitling no llevaban decoración alguna de la marca. Actualmente llevan grabados el logo y nombre de Breitling chapado en oro amarillo.

Garantía

Garantía Breitling.

Breitling fabrica íntegramente sus relojes en Suiza. Somete cada movimiento a casi mil controles antes de enviarlos al Instituto Oficial de Pruebas de Cronómetros Suizos (COSC).

La garantía de este reloj es de 5 años internacional, aunque para ello, deberás acudir cada 2 años a un concesionario oficial Breitling a que te hagan de forma gratuita, una prueba de impermeabilidad.

La garantía es una tarjeta electrónica, del tamaño de una tarjeta de crédito pero más gruesa. Tiene una pantalla digital en la que aparece el nombre del modelo, la referencia, el número de serie, nombre del vendedor, fecha de compra y los años de garantía.

Garantía Breitling dañada.

Permíteme un consejo importante. No se te ocurra poner el dedo en la pantalla digital, ni siquiera rozarla, es tan sensible, que con el mínimo roce, te saldrá una mancha amarilla eliminando la información que contiene.

En cuanto a seguridad, al necesitar un lector especial para poder manipular la información, de todos los Breitling que yo he visto, por el momento no he detectado manipulaciones o falsificaciones de las mismas.

Conclusiones

Cuando empezamos a diseñar el proyecto Igormó, plasmé a Belén que mi idea era hacer una “línea recta y un volado”, los arquitectos entenderéis perfectamente lo que quiero decir. El estilo Andalusí está bien, pero ya se hizo, por eso yo me decantaba por Zaha Hadid.

Y el problema es que en el Navitimer 8 yo no veo esa “línea recta y el volado”. Entiendo y respeto que tener 135 años de historia a sus espaldas es un plus, pero el Breitling 768 ya se hizo en los años 40, yo busco algo nuevo, algo que me sorprenda, algo diferente al resto…

En el aspecto comercial, a primera vista, puede parecer que sus dos apellidos Breitling y Navitimer, deberían impulsar las ventas del Navitimer 8 Chronograph ref A13314, porque además su precio de 5.300 € en brazalete metálico y 5.000 € con correa de piel, no es un despropósito tal y como está el mercado últimamente.

No he pedido datos oficiales de ventas del modelo a Breitling, pues estoy seguro de que no me los van a facilitar, pero por mi experiencia como vendedor detrás de un mostrador, no es un modelo demandado y la realidad, es que a diferencia de otros Navitimer, éste cuesta venderlo.

Como siempre te digo, ésta es mi opinión. Pero no te fíes de una sola opinión. Lee más reportajes, accede a más información y por favor, llega a tu propia conclusión. Sé que, en una sociedad sometida a una sobre información, es complicado hacerlo, pero el análisis final lo haces tú.

¿Algo qué comentar? No te cortes, únete a nuestra conversación.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE: Igor Librero Almodóvar FINALIDAD PRINCIPAL: Envío de mis artículos del blog, novedades, así como el aviso de nuevas actividades de carácter comercial. LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado. DESTINATARIOS: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas. INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal.