Rubíes o joyas en un reloj

En el artículo anterior hablamos sobre las alternancias o frecuencias. Una vez entendido ese concepto, ahondamos un poco más en la materia tratando el rubí o joyas de un reloj.

Sin duda, la maquinaria en los relojes es la parte más compleja que hay. Muchas veces usamos términos difíciles de entender por concepto y sobre todo en su funcionamiento. Webs donde se hable de relojes hay muchas y en muchos idiomas. Webs donde un relojero con más de 30 años de experiencia y especializado en relojes de primeras marcas, te explique conceptos al mismo nivel que se explican en los centros de formación de nuevos relojeros, te diría que seguramente solo éste.

Esta es precisamente mi responsabilidad en Igormó, tratar la parte técnica, compleja de explicar, ardua de entender y sobre todo imposible de fotografiar bien. Debo explicarte en una frase y de forma comprensible, conceptos que he tardado años en aprender y apoyado en un material fotográfico que he creado yo, siendo que ni soy fotógrafo profesional ni editor gráfico, por lo que espero puedas llegar a perdonarme si a lo largo de mis artículos no consigo transmitirte como debo los conceptos o si en mis fotografías no se aprecia con claridad lo que intento enseñarte.

Cuando vemos la descripción de un reloj, verás que en la información que nos ofrecen tanto las casas oficiales, como las tiendas que los venden o los blogs, siempre nos informan entre los datos más importantes del reloj, las alternancias y los bubíes o joyas que tiene su maquinaria, y es que sin duda, no se trata de un tema baladí.

IWC Portugieser Yacht Club Moon & Tide Referencia IW344001.

IWC Portugieser Yacht Club Moon & Tide Referencia IW344001

  • Caja en oro rojo de 18 quilates.
  • Diámetro 44.6 mm.
  • Altura 13.4 mm.
  • Corona atornillada.
  • Maquinaria vista.
  • Hermeticidad 60 mts.
  • IWC Calibre 82835.
  • Movimiento mecánico automático.
  • 60 h reserva de marcha.
  • Frecuencia 28.800 vph (4 Hz).
  • 233 piezas.
  • 25 Rubíes.
  • Côtes de Genève, perlado.

Para todos aquellos de vosotros que llevéis tiempo leyendo sobre relojes, el concepto Rubí no es nada nuevo, aunque posiblemente no sepáis muy bien la finalidad y funcionamiento del mismo. Tanto para los que conocen el concepto Rubí como para los que lo escuchan por primera vez, voy a intentar adentrarte en una parte de la relojería que sin duda, creo te va a fascinar.

Todos los relojes (excepto los digitales) utilizan para su correcto funcionamiento ruedas.

Rueda de escape.

Dichas ruedas en realidad no son elementos independientes, puesto que generalmente también están formadas por partes. La imagen que ves arriba, corresponde a una rueda de escape; si observas con detenimiento, verás que está formada por un eje y un disco dentado. A su vez ese eje tiene dos piñones y dos pivotes. Describamos las partes que forman esta rueda.

Descripción detallada de a rueda de escape de un reloj.

Por supuesto, que en este análisis solo analizo las partes de manera superficiales; cuando veamos en un próximo artículo el “el sistema de escape” haré una descripción completa de esta rueda. Por ahora, esta imagen nos es más que suficiente para entender el concepto.

Como verás, los puntos extremos son los llamados pivotes. Cuando un eje recibe una carga axial y la transmite a un apoyo (como sucede en el rodaje) recibe en su extremidad el nombre de Pivote. El eje pivote necesita un buje; en muchas modelos de reloj este buje es simplemente un agujero en la platina o puente, lo cual se presenta en su gran mayoría en relojes que no son de alta gama.

Platina de movimiento Citizen calibre 6031A.

La imagen de arriba corresponde a la platina de un movimiento calibre 6031A del gigante asiático Citizen y a pesar de ser un movimiento muy bueno, nunca lo vas a encontrar en relojes de alta gama. Observa que esta platina no tiene rubíes; solo agujeros perfilados en la plana geometría de la platina.

Aunque no profundizaremos en este punto, diremos que las ruedas usan ejes o pivotes que entran en unos agujeros donde producen un movimiento angular; es decir los ejes giran en esos agujeros.

Se presume que un reloj de calidad hasta puede ser una pieza de herencia. Lo cual implica que debe ser una pieza de excelente calidad, en virtud de que la normal expectativa, es que un reloj funcione 24 horas al día.

Partiendo de la base que son millones los giros que da un pivote en función de su trabajo en años, podemos entender que está sometido a un gran desgaste. Con el propósito de atenuar el desgaste de estos elementos que entran en fricción, hay varias connotaciones a considerar. Existe una escala para designar la dureza de un material. Dicha escala es conocida con el nombre de escala de Mohs, en esta escala se clasifican los minerales acorde a su dureza y resistencia a ser rayados, en dicha escala la mayor dureza la posee el diamante que solamente puede ser rayado por otro diamante.

En primera instancia hablemos de la escala de dureza. La dureza es la oposición que un material ofrece a las rayaduras, penetraciones, deformaciones; en esencia es la resistencia que tiene un material a las alteraciones. En el transcurso de la historia, durante el estudio y clasificación de los minerales, hubo un momento en que se hacía pertinente establecer un método que permitiera discernir los diferentes grados de dureza de las rocas y minerales.

El primer intento de establecer un procedimiento para tal fin, poco científico, pero en la práctica bastante profesional, se debió a Friedrich Mohs. Su sencillez (tanto de memorización como de aplicación), lo ha afianzado en esta posición, ya que puede emplearse en el trabajo de campo de los geólogos. Al tratar de establecer comparaciones de dureza con valores absolutos y más precisos, se crearon otros métodos y escalas que, por lo general, adoptaron el nombre de su creador.

Los bujes son unas de las piezas con más rozamiento en un movimiento de reloj, por tal motivo se consideró el poner materiales que fueran lo más resistente posible. Como puedes entender, debido al precio que han tenido y tienen los diamantes, sería demasiado costoso colocarlos como bujes en cada reloj, razón por la cual, se optó por el segundo mineral más resistente que es el “Corindón”.

Para saber que es el corindón, lo mejor es que acudamos a Wikipedia

“El corindón es un mineral formado por óxido de aluminio (Al2O3). Fue llamado «corinvindum» en 1725 por John Woodward, término derivado del sánscrito kuruvinda («rubí»). Richard Kirwan, en 1794, usó su ortografía actual en inglés «corundum». En gemología, el corindón tiene dos variedades principales, rubí (de color rojo) y zafiro (de color azul).”

Wikipedia

Ahora entendemos que el rubí y el zafiro son lo mismo (corindón), solo que el rubí es rojo y el zafiro azul. La pregunta que quizá más de un asiduo lector se formula es, sin lugar a dudas ¿por qué los cristales de zafiro que montan los relojes son transparentes?

Sucede que el corindón presenta una gran variedad de colores atendiendo a las impurezas que tenga: incoloro, blanco, pardo, violeta, verde, amarillo, azul o rojo. Su brillo es vítreo y puede ser transparente, translúcido u opaco.

Los primeros rubíes usados en relojería eran minerales naturales. Tomaban un mineral de rubí y los desbastaban hasta su centro donde el corindón tenía menos contaminación; pero este proceso generaba dos problemas. Uno… para obtener un rubí para un solo pivote, se desperdiciaba bastante material y generaba un alto costo, ya que este mineral no es que sobreabunde en la naturaleza. Dos… este material, aunque no presenta desgaste, al llevarlo a partículas tan diminutas se volvía un poco frágil, sobre todo en cortes de ángulos de 90° hacia abajo.

En 1923 se consiguió por primera vez, sintetizar rubíes en un laboratorio. Mezclando alumbre y pigmento de cromo y sometiéndolo a temperaturas de 1.100 grados centígrados y 30 bares de presión con un reactivo que era un rubí natural, sintetizaban rubís artificiales.

Estos rubís sintetizados en laboratorio, poseen características físico químicas, similares a los naturales a un precio de producción muy reducido. Hasta bien entrado el siglo XXI, estos rubís artificiales no se han usado en joyería, proyecto para el cual fue ideado y desarrollado, aunque sí se vio la utilidad que podría tener para el sector relojero, por la facilidad de obtención, calidad del producto y bajo costo.

Si quiere saber algo más en lo concerniente a este tema, te comento que el rubí sintético se prepara en primera instancia usando óxido de aluminio y óxido de cromo, mediante un proceso llamado (estequiometria) en un crisol de platino. Luego de esto, el producto de la estequiometría lo colocamos en un horno de mufla o copela a unos 1.300 grados centígrados por 4 horas, por último, se enfría y el cristal queda en el fondo de platino.

Pero como creo que tu intención no será dedicarte a fabricar rubíes sintéticos no profundizamos más en el tema de la fabricación. Después de su fabricación, en el rubí sintético se lleva a cabo un proceso llamado epilamado, con el propósito de evitar el desparramamiento de la consabida y próximamente estudiada gota de aceite que se añade en la cara plana de la piedra de contra pivote. Al rubí se le hace un recubrimiento con un compuesto químico llamado “Epilame” en la capa epilama donde la piedra es muy tenue.

Las propiedades físicas del epilame produce el relleno de las grietas microscópicas en las superficies de materiales, evitando así la propagación de la lubricación a través de estas pequeñas imperfecciones de la superficie. No solo se utiliza en la piedra de contrapivote; en términos generales se emplea en aquellos puntos propensos a que la lubricación se extienda por lugares en los que no nos interesa lubricación, por ejemplo, los dientes de la rueda de escape y las caras planas de las paletas del áncora. Se aplica para mejorar su rendimiento y duración.

El epilame es también llamado ácido esteárico y es un ácido graso saturado de 18 átomos de carbono presente en aceites y grasas animales y vegetales.

A temperatura ambiente es sólido parecido a la cera; su fórmula química es CH3(CH2)16COOH. Su nombre IUPAC es ácido octadecanoico. Tiene una cadena hidrofóbica de carbono e hidrógeno.

Se obtiene tratando la grasa animal con agua a una alta presión y temperatura, y mediante la hidrogenación de los aceites vegetales. Algunas de sus sales, principalmente de sodio y potasio, tienen propiedades como tensoactivas. Es muy usado en la fabricación de velas, jabones y cosméticos.

El ácido esteárico sirve como tratamiento del epilame (o película de la barrera), aplicado a los componentes mecánicos de la precisión para modificar las características superficiales a fin de reducir la extensión (o el arrastramiento) de las películas subsecuente-aplicadas del lubricante.

Este acido cuando se usa como película de barrera se acostumbra a llamar Epilame, cuya aplicación es epilamado. El uso de ácido esteárico en la relojería, como un tratamiento superficial para evitar la propagación de la lubricación, lo propusieron por primera vez el Dr. Woog y Ditisheim Paul. Llamaron al producto patentado epilame.

Si encuentras el epilame con el nombre de Fixodrop, te comento que es lo mismo, además en relojería lo encontramos como MOEVIUS 8941. La gran mayoría de rubíes que traen los movimientos de los relojes vienen previamente epilamados con el propósito de ayudar a la capilaridad.

Para poder explicar el fenómeno físico de capilaridad es necesario apelar a un comentario sobre el tema de la tensión superficial.

En física se denomina tensión superficial de un líquido a la cantidad de energía necesaria para aumentar su superficie por unidad de área. Esta definición implica que el líquido tiene una resistencia para aumentar su superficie.

La tensión superficial (una manifestación de las fuerzas intermoleculares en los líquidos), junto a las fuerzas que se dan entre los líquidos y las superficies sólidas que entran en contacto con ellos, da lugar a la capilaridad.

Como efecto tiene la elevación o depresión de la superficie de un líquido en la zona de contacto con un sólido. Otra posible definición de tensión superficial: es la fuerza que actúa tangencialmente por unidad de longitud en el borde de una superficie libre de un líquido en equilibrio y que tiende a contraer dicha superficie.

La tensión superficial de los líquidos varía según tan espesos sean, por ejemplo, una gota de aceite puede alcanzar más altura sobre un sólido antes de desparramarse que una gota de agua, ya que el aceite es más espeso, como lo que nosotros empleamos en la lubricación es aceite, entonces nos es posible “por dar un ejemplo”, colocar una gota de aceite perfectamente cilíndrica con una altura de 30° y un diámetro de ¾ partes de la piedra.

Lubricación de la piedra contrapivote.

En conclusión, el epilamado ayuda a la capilaridad, tema que abordaremos en otro artículo, cuando incursionemos en el tema de la lubricación del incabloc; para ser más exactos en la lubricación de la piedra de contapivote.

Debes entender que cuando nos referimos a rubí o piedra estamos haciendo alusión al rubí sintético. Algunos escritores hablan de joya al referirse al rubí, cosa que no vamos a rebatir por respeto a estos expertos.

Paso seguido te mostraré un reloj de pila.

Rolex Cellini.

Descubramos su interior.

Rolex Cellini.

Observa las denominaciones Montres Rolex S.A / Geneva Swiss /Eight 8 Jewels. Date cuenta lo importante que debe ser el tema de los rubíes que la empresa se ha tomado el trabajo de escribirlo junto con el nombre de la marca y la procedencia en la parte interna del reloj que normalmente solamente vemos los relojeros.

Eight jewels (lo habitual es escribirlo en los movimientos siempre en inglés independientemente de la marca que lo fabrique). Ocho rubíes, esto es, cuatro que lleva en el puente de rodaje y otros cuatro que corresponden la platina o bastidor.

Otros ejemplos del uso de rubíes.

Audemars Piguet.

Los rubíes son las circunferencias rojas.

Pero fíjate que los rubíes (también llamados joyas) no solo son usados para bujes. Las paletas del áncora vienen hechas de rubí.

Y muchos otros componentes van acompañados de rubíes.

Áncora.

Como anécdota de un relojero que soy con casi 40 años en la profesión, te diré que, en mis inicios como relojero, muchas marcas tenían el lema de “cuantos más rubíes mejor” y llenaban el reloj de rubíes que muchas veces no tenían ninguna finalidad práctica.

Recuerdo como había masas oscilante llenas de rubíes, lo cual realmente solo servía para vender publicitariamente que su modelo tenía muchos rubíes. De hecho, muchos clientes pensaban que los rubíes que usaban sus relojes eran valiosísimos y nos transmitían el miedo a que nosotros, los relojeros, robáramos sus valiosos rubíes, sin duda, la ignorancia es muy atrevida. Hoy en día es conocido que estos rubíes son sintéticos y que ayudan mucho a la preservación de los pivotes y por consiguiente a extender la vida útil de tu reloj.

Para concluir, ha de quedarte claro que los rubíes o joyas en el movimiento de un reloj es algo realmente importante, y que estas pequeñas piezas, ayudan a eliminar los rozamientos. Fíjate la importancia que tendrán, que marcas centenarias como Patek Philippe, Breguet o Vacheron Constantin, conservan en un sede central, rubíes originales de la época, para poder reparar relojes antiguos.

Como siempre te digo, cualquier consulta, duda o aclaración que precises, estoy a tu entera disposición y lo haré con gusto. Quedo a tu disposición aquí o en la web de mi taller de relojería Richard Relojero y para los lectores colombianos, cualquier servicio técnico que precisen vuestros relojes, sea la marca que sea, en Barranquilla tenéis mi taller a vuestra entera disposición.

Si te ha gustado este artículo, ayúdanos compartiéndolo en redes sociales.

  • Luis Johnson

    La verdad es que solo agradecer por la pulcra sencilla y completa explicación, soy un novato en el mundo de los relojes; (no pretendo dedicarme a esto), pero conocer de este hermoso mundo con explicaciones claras como las que das, solo queda agradecer infinitamente tú paciencia y dedicación para con nosotros.

    Responder

¿Algo qué comentar? No te cortes, únete a nuestra conversación.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE: Igor Librero Almodóvar FINALIDAD PRINCIPAL: Envío de mis artículos del blog, novedades, así como el aviso de nuevas actividades de carácter comercial. LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado. DESTINATARIOS: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas. INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal.